GRUPO TENDENCIA

Ricardo Cepeda, gaita en vida

Ricardo Cepeda, gaita en vida

https://www.tendencia.com/2008/ricardo-cepeda/

Ricardo Cepeda, gaita en vida

Perfiles

1 mayo, 2008

DONDYK+RIGA

Son pocos los que se dan el gusto de crecer con su ídolo de infancia a su lado. Ricardo Cepeda se dio tal gusto. Su maestro de primaria fue una de las voces más queridas de la gaita, Ricardo Aguirre. De pequeño admiraba a su profesor con quien compartía su nombre y una potente y dulce voz para la música zuliana. Sin embargo, para su pesar, el día de su quince cumpleaños coincidiría con el fallecimiento de su ídolo. Desde aquel 8 de noviembre la fecha coincide con el Día del Gaitero, en honor al gigante de este género: “Desde pequeño mis padres me inculcaron la gaita. De muchachito cantaba en el patio de la casa, en el barrio, en el colegio, en los actos culturales, en cualquier sitio donde me dejaran”.

El oído musical lo heredó de sus padres, su mamá de familia gaitera y su papá miembro de un grupo musical. Admite que lo lleva en los genes y no es necesario aclararlo. Con un cuatro entre sus brazos al que sus manos no pueden dejar de tocar tonadas improvisadas recuerda su vida desde los dieciséis años, cuando sus sueños se hicieron realidad: “La primera gaita que grabé fue Amor de Madre y eso me sirvió de trampolín para llegar a Los Cardenales del Éxito. Al igual que para muchos gaiteros esa era mi meta porque Cardenales era como la universidad de la gaita. El que llegaba ahí salía graduado”. Durante veinticinco años intermitentes Ricardo Cepeda ha compartido escenario con grandes de la gaita y se ha ganado el cariño del público.

Luego de varias disputas y separaciones, se atrevió a fundar su propio grupo llamado Los Colosales de Ricardo Cepeda, con el que ya tiene diez años cosechando éxitos. Con ellos quiere llevar a cabo otro de sus sueños: lograr que la gaita y el resto de la música zuliana suene en el extranjero: “He llevado la gaita por todo el mundo, hasta España, Estados Unidos, el Caribe y todo el Sur, pero todavía me falta. Los zulianos debemos luchar porque nuestra música se dé a conocer. La gaita no es reconocida aún internacionalmente y esa la tengo pendiente”. Una meta más que Ricardo espera cumplir para hacerle honor a su ídolo de infancia, aquel que dividió al género en un antes y un después y sigue vigente a través de él. – A.B.

Twitter | Instagram | Facebook