GRUPO TENDENCIA

Los mejores países para viajar en 2018

Los mejores países para viajar en 2018

https://www.tendencia.com/2017/los-mejores-paises-viajar-2018/

Los mejores países para viajar en 2018

Moda & Estilo

De los glaciares, volcanes y desiertos de Chile a las montañas de Georgia, en el Cáucaso meridional, 7 destinos que merece la pena visitar el próximo año.

2 noviembre, 2017

 

La guía de viajes Lonely Planet, seleccionó para su Best in Travel 2018, los países que serán los mejores destinos el próximo año; ya sea porque conmemorarán aniversarios importantes, inaugurarán nuevos recursos que reforzarán su papel como destinos turísticos o están a punto de ponerse de moda y simplemente celebran que la mirada de los viajeros más expertos pondrá la atención en ellos. Aquí te mostramos los 7 primeros lugares de la lista.

CHILE

Todo el país, junto a su moderna capital, Santiago, festejará en 2018 sus 200 años de independencia, ocasión ideal para descubrir los paisajes más diversos de este completo país, que van desde el hielo de los glaciares del sur al fuego de los volcanes o los desiertos más extremos en el norte, en un espacio que queda aislado del resto de Sudamérica (y del mundo) por los altísimos Andes al este, el océano Pacifico al oeste, el árido desierto de Atacama al norte y la impenetrable naturaleza de la Patagonia al sur.

Santiago se ha convertido en un destino para gourmets, con chefs que cosechan premios y redefinen la cocina chilena a partir de productos autóctonos. También en un núcleo artístico que rivaliza con Buenos Aires a través de sus artes escénicas, que contarán con un nuevo y gran espacio el próximo año gracias con el auditorio del Centro Gabriela Mistral. Valparaíso, en la costa, sigue siendo la ciudad más deseada por el viajero, más bohemia, con cafés y románticos paseos. Y junto a ella, los viñedos esmeraldas y bodegas del valle de Casablanca; los impresionantes paisajes de Patagonia y su famosa ruta en W, así como el desierto de Atacama, que vive el boom del astroturismo, con nuevos hoteles dedicados a la contemplación de las estrellas y fascinantes circuitos en observatorios.

 

 

COREA DEL SUR

El país se ha convertido en uno de los epicentros de la modernidad del Extremo Oriente, con una futurista capital llena de rascacielos, Seúl, que el año pasado inauguró el nuevo Seoullo 7017, un parque lineal con cafés, bares y librerías en un antiguo paso elevado proyectado por el estudio holandés MVRDV. Pero en 2018 Corea se convertirá además en la sede de los Juegos Olómpicos de Invierno en Pyeongchang (del 9 al 25 de febrero). Y con este motivo, inaugurará también una nueva línea de trenes de alta velocidad que llevara a los viajeros hasta allí.

El calendario de 2018 estará lleno de actividades, desde los festivales de hielo en invierno hasta eventos relacionados con el cine. Y para desplazarse, una extensa red de trenes bala que facilita enormemente los desplazamientos: este año se inauguró un servicio continuo de alta velocidad que une Seúl y Busan. Es recomendable pasear por un hanok, barrio típico de callejones y casas bajas donde empaparse de la vida tradicional coreana, entre talleres de artesanos, salones de té, destilerías de soju (vino de arroz) y pensiones con ondol (suelos de madera con calefacción tradicional). También conviene degustar la cocina coreana, por ejemplo en el caótico mercado de Gwangjang, en Seúl.

 

 

PORTUGAL

En los dos últimos años se han abierto numerosos museos y centros de arte en el país, proliferan las microcervecerías artesanas y los chef portugueses comienzan a convertirse en estrellas de la cocina. Y si a esta nueva ola de modernidad y actividad le sumamos unas playas magníficas, parques naturales y reservas de la biosfera, no sorprende que cada vez haya más turismo en cualquiera de sus ciudades y regiones.

Existen muchísimos lugares secretos y tranquilos por descubrir entre los viñedos de sus regiones vitivinícolas, en sus ciudades barrocas, en los paseos marítimos de sus localidades costeras, en los pueblos medievales encaramados en lo alto de colinas o en sus arenales más desconocidos.

 

 

YIBUTI

Situado en un increíble rincón del planeta, este pequeño país está en el punto donde se produce la divergencia de tres placas tectónicas. A pocos viajeros se les ocurre ponerlo en su lista de países por visitar, probablemente por desconocimiento o porque requiere cierta atracción por la aventura. Pero una original cultura, playas atractivas y posibilidades increíbles para el submarinismo, son muchas de las razones para acudir a Yibuti.

Se pueden visitar los cristales de sal del lago Assal, un cráter rodeado de cerros volcánicos negros que conforma el punto más bajo de áfrica, a 155 metros por debajo del nivel del mar. O realizar una excursión por el macizo de Goda, a 1.750 metros de altitud, para conocer el encanto de los tradicionales pueblos afar. O ver los grabados neolíticos en roca de Abourma y la exótica bahía de Ghoubbet, agazapada en el extremo oeste del golfo de Tadjoura, uno de los lugares del mundo donde se puede bucear con tiburones ballena muy cerca de la costa. Tan cerca que es posible verlos incluso practicando snorkel.

 

 

NUEVA ZELANDA

Su increíble naturaleza y su pionera protección del medio ambiente han convertido a Nueva Zelanda en el paraíso del senderismo. El país se ha puesto de moda entre los viajeros aventureros por sus Great Walks, grandes rutas que conducen a los senderistas por algunas de las zonas salvajes más extraordinarias del planeta, como los Alpes del Sur. En 2018 se inaugura la décima de esta red de grandes rutas: la Pike29 Memorial Track, bautizada en memoria de 29 mineros fallecidos en 2010, tiene 45 kilómetros de recorrido desde Blackball hasta Punakaiki, en la agreste costa de la Isla Sur y recorre parque nacional Paparoa.

Una de las mejores experiencias para senderistas y ciclistas que quieran disfrutar de la naturaleza salvaje de Nueva Zelanda, todavía en proceso de transformación, como prueban el barro que burbujea, los volcanes todavía activos y los glaciares que se funden en ríos que, en su camino al océano, atraviesan playas de calor y actividad geotermal. Paisajes en apariencia sólidos que se desmoronan con una violencia y una imprevisibilidad inesperadas.

 

 

MALTA

Este diminuto país insular ubicado en el centro del Mediterráneo y con una densa y convulsa historia, se convertirá en la Capital Europea de la Cultura 2018 y celebrará dicha capitalidad con mucho barroco, música pop, festivales internacionales de cine y una bienal de arte contemporánea. La concatedral barroca de San Juan y el Gran Puerto de La Valeta serán los escenarios de conciertos y flotillas conmemorativas. Como preámbulo al gran evento, se han abierto hoteles boutique en algunas mansiones antiguas y también nuevos restaurantes.

Visitar la nueva capital cultural europea brinda una magnífica oportunidad para descubrir el resto del país: desde sus templos prehistóricos hasta las fortificaciones del siglo XVII que salpican la costa y una red de túneles que surcan sus entrañas. 2018 será también un gran momento para comprobar el relajado ritmo de vida de la isla y disfrutar de sus playas, que ofrecen unos 300 días de sol al año.

 

 

GEORGIA

Hace cien años, tras la revolución rusa, Georgia fue declarada estado independiente y en 2018 este país del Cáucaso lo celebrará por todo lo alto. La mejor forma de hacerlo será brindando con uno de sus excelentes vinos, incluso nada más bajar del avión, pues los turistas serán obsequiados con una botella de tinto en el aeropuerto de Tbilisi, la capital, tras sellar su pasaporte.

El alto Cáucaso es una región perfecta para hacer excursiones, practicar rafting, equitación y esquí. Hay dos cosas que que obligatoriamente hay que hacer en Gerogia: la primera, visitar los 15 monasterios de las cuevas de Davit Gareja, en la frontera con Azerbayán, decorados con frescos y murales; la segunda, acercarse a la ciudad medieval de Vardzia, que es todavía un activo monasterio excavado en un acantilado hace casi mil años. Y un último incentivo, la sorprendente (todavía) relación calidad-precio que Georgia ofrece a sus visitantes.