GRUPO TENDENCIA

Donaldo Barros, agente de sueños responsables

Donaldo Barros, agente de sueños responsables

https://www.tendencia.com/2016/donaldo-barros/

Donaldo Barros, agente de sueños responsables

Perfiles

1 febrero, 2016
Revista_Tendencia_80_Perfil_Donaldo_Barros

VILORIA, Ana

Al preguntarle a Donaldo Barros Velásquez cuál es su mayor virtud responde que es su capacidad de ejecutar el verbo hacer. “Lo que sueño, lo hago porque me apasiona. No soy muy amigo de hacer cosas por algunos beneficios”, explica este personaje que a sus 33 años ha ayudado a jóvenes a cumplir sus sueños y cautiva al público con sus fotografías y discursos. Sin embargo, no se considera un planificador y debe sus logros a las oportunidades que le han surgido gracias a siempre hacer lo que le gusta.

Jugando fútbol a los 16 años fue descubierto por agentes que lo llevaron a entrenarse en Argentina e Italia. Un accidente hizo que lo dejara a un lado y regresó a Venezuela para dedicarse a sus estudios, graduándose en 2008 como comunicador social de la Universidad Santa María de Caracas.

Pero el deporte seguía en su vida. Fue bicampeón nacional de dominio de balón y representó a Venezuela en Argentina, Brasil y Turquía. Estando en el tercer semestre de su carrera, un agente lo llamó desde España para saber si aún jugaba y, al enterarse que no, le ofreció la posibilidad de ser su colaborador en la caza de talentos. Allí Donaldo descubrió su habilidad para ayudar a los jugadores y el agresivo mercantilismo que rodea a este negocio. Se desligó y buscó su licencia oficial en 2010, ofreciendo a los jugadores posibilidades palpables y siendo corresponsable de los éxitos de jóvenes como Michael Covea, Luis Guigui González, Wisam Souki y los hermanos Josmar y Josberth Zambrano.

Narrando esas experiencias surgió su faceta de conferencista. Ese mismo año le pidieron que participara en el primer TED que llegó a Venezuela, creando la charla Persecución Responsable de los Sueños en la que, contando cómo esos jugadores lograron sus metas, enseña a los jóvenes que el éxito no es una utopía. Esa ventana le abrió las puertas en numerosas empresas, organizaciones e incluso en las Naciones Unidas.

Aunque recuerda que siempre ha tomado fotos, su faceta como fotógrafo se ha popularizado en los últimos dos años gracias a Instagram. Su serie #HistoriasDeUnVecino, que comenzó en la universidad cuando decidió acercarse a indigentes o personajes de la calle, ha logrado gran aceptación así como sus tomas de Caracas desde ángulos y horas que el miedo vetó a muchos. A mediados de 2015 presentó su primera exposición: “¡Fue absurdo! Cuando inauguramos no cabía ni un alma en el sitio y durante dos meses fui casi todos los días y siempre había gente”.

No descarta la opción de expandirse a otros países, pero por los momentos no tiene intenciones de ello porque ama a Venezuela y busca rescatar los valores en su población. Todo dependerá de a lo que apunten sus nuevos sueños. “Todas las noches uno se acuesta y sueña cosas distintas. Así que me faltan muchas cosas que cumplir”. A. D. B.

Redes sociales: Twitter e Instagram