GRUPO TENDENCIA

José Ángel Salazar, el pequeño gran director

José Ángel Salazar, el pequeño gran director

https://www.tendencia.com/2012/jose-angel-salazar/

José Ángel Salazar, el pequeño gran director

Perfiles

1 diciembre, 2012

SALAZAR, Richard

José Ángel Salazar es como cualquier joven: le gusta el cine, leer y compartir con sus amigos. Madruga para ir a sus clases de cuarto año de bachillerato y estudia para mantener su promedio de 18 puntos. La única diferencia es que a él lo precede la frase “el director más joven del mundo”. A sus 15 años ha asumido el puesto titular de la Orquesta Juvenil del Estado Nueva Esparta desde el 21 de mayo de 2012. En su extensa familia el talento musical no era común, su interés despertó tras ver un recital de unas compañeras del colegio pero fue la emoción que lo envolvió durante un concierto de metales dirigido por Thomas Clamor la que le confirmó que este era el camino a seguir. Abandonó sus clases de karate y comenzó su educación en el núcleo de “El Sistema” de su natal Porlamar a los ocho años. Estudió el violín y con dedicación alcanzó el puesto de concertino, un logro que le abrió las puertas al mundo de la dirección. Cuando su maestro tuvo que salir durante un ensayo, le correspondió marcar las entradas pero “algo indescriptible” lo hizo soltar el instrumento y tomar la batuta, dejándose cautivar por la retroalimentación de la orquesta con tan sólo 11 años. Es estudioso, responsable y dedicado, con una madurez que supera su edad, pero no por eso abandona la alegría de su juventud, pues simplemente: “hay un momento para todo”, una distinción que aplica con profesionalismo al dirigir a sus compañeros. Sus compositores favoritos incluyen a Schubert, Mozart, Verdi, Beethoven, Tchaikovsky y le encanta la música popular venezolana. Disfruta de todos los ritmos pero estos deben cumplir con su criterio: “que la música deje algún mensaje para ser un mejor ser humano o que tenga una cualidad digna de admirar”. Ha tenido como modelos a seguir a su maestro Felipe Izcaray, a Gustavo Dudamel por su dedicación al estudio y, al creador del “milagro musical” del cual forma parte, José Antonio Abreu, por “demostrar que los sueños, si se luchan, pueden cumplirse”. Lo motiva no sólo crecer como persona y como músico sino hacer desde el arte su aporte para cambiar el mundo. Con una vida por delante, se enfoca en dedicar su trabajo a la isla que lo vio crecer esperando que después de estudiar varios idiomas, viajar y continuar su formación pueda ver los resultados de lo que sembró. Aunque sabe por experiencia propia que en el mundo del arte una llamada puede cambiar todo su proyecto de vida, su única certeza es que siempre estará dedicado a la música. M.A