GRUPO TENDENCIA

Teodoro Petkoff, la conciencia de un país

Teodoro Petkoff, la conciencia de un país

https://www.tendencia.com/2010/teodoro-petkoff/

Teodoro Petkoff, la conciencia de un país

Perfiles

1 marzo, 2010

DONDYK+RIGA

Apellido europeo y carisma latino. De Teodoro Petkoff dicen que ha vivido las vidas de varios hombres y están en lo cierto. Las profesiones de economista, político y periodista, las ha conjugado con los roles de dirigente estudiantil, guerrillero, fundador del partido MAS, diputado al Congreso, ministro de Planificación y candidato a la presidencia de Venezuela. De padre búlgaro y madre polaca, ambos inmigrantes que arribaron en la década de los veinte en busca de oportunidades. En su casa en El Batey, un pueblo al sur del Lago de Maracaibo, se hablaba ruso, el idioma que tenían en común sus progenitores. Allí creció leyendo a Alejandro Dumas y a Julio Verne, un hábito que heredó de su madre y por el que descubrió el libro que marcaría su adolescencia: Los Miserables de Victor Hugo y su apego a la justicia. A los diecisiete años y mudado a Caracas, ya militaba en el partido comunista sirviéndole de oposición a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, una labor que lo obligó a permanecer dos años en la clandestinidad. De aquella época nació la apariencia de bigote y anteojos que hasta el día de hoy mantiene. Tres veces ha caído preso, todas por motivos políticos, y en dos de ellas logró escapar: “Aunque he hecho algunas cosas distintas en mi vida, soy esencialmente un político, independientemente del hecho de que soy graduado en Economía y de que hoy dirijo un periódico”. Aunque no ejerce su título, los conocimientos adquiridos en la UCV hoy le sirven para sustentar sus argumentos políticos, los mismos que hoy plasma en los editoriales de la primera plana del diario TalCual. Sus opiniones son de las más valoradas por los venezolanos y más aún en una década donde creó en tres meses un medio de comunicación y hasta fue candidato presidencial. “Habían prometido que la pasada década sería de plata pero lo cierto es que fue bastante frustrante para la mayoría de venezolanos que creyeron en un porvenir. A Venezuela la marcó un gobierno que ha permanecido once años en el poder. Quisiera creer que para los próximos diez años, los gobiernos malos sí pueden ser derrotados electoralmente, y que vendrán gobiernos sensatos que sean capaces de recoger los vidrios rotos. El país lo que necesita son gobiernos competentes y honrados”. Lo dice la misma persona que considera a1958 el año más libre en toda la historia del país. A.B.

Website | Twitter  | Facebook