GRUPO TENDENCIA

Ricardo Peraza, guardián de un tesoro nacional

Ricardo Peraza, guardián de un tesoro nacional

https://www.tendencia.com/2010/ricardo-peraza/

Ricardo Peraza, guardián de un tesoro nacional

Perfiles

1 julio, 2010

DONDYK+RIGA

La fortaleza de la orquídea es tal, que es capaz de crecer en medio de las condiciones más adversas, y no solo eso, sino florecer y sobrevivir por años, tal y como sucede con quienes la consideran su flor nacional: los venezolanos. Cattleya Mossiae, cariñosamente conocida como Flor de Mayo, es exclusivamente originaria de las zonas costeras de Venezuela y tiene el poder de enamorar con su belleza y fragancia a quien las toca u observa en persona. Para quienes se las regalan y logran entenderlas, pueden llegar a ser su leitmotiv, y un ejemplo de ello es Ricardo Peraza. A los trece años una vecina en su natal Maracay le obsequió una orquídea y desde ese día, el hobby por cultivarla no lo ha desamparado, ni siquiera cuando estudiaba para obtener su título en Medicina: “A una edad donde lo importante eran patines o jugar fútbol, el sólo recibir una orquídea fue suficiente para contagiarme de esa afición tan fuerte que ha permanecido conmigo por treinta y cinco años. He asistido a exposiciones y pertenecí a la Asociación de Cultivadores de Orquídea del estado Aragua por catorce años, donde desarrollé cargos desde secretaría hasta vicepresidencia. La tenencia y cuidado de las orquídeas es como un atractivo para la vida cotidiana. Cuando empecé a estudiarlas y a inculcar su conservación, me formé de manera muy ecologista entorno a ellas”. Hace quince años arribó a la Costa Oriental del Lago por razones de trabajo y con él, sus orquídeas. Con el paso del tiempo se dio cuenta de una agradable sorpresa, pese a lo que le habían pronosticado, las plantas se adaptaron perfectamente al clima y empezaron a florecer con aún más vigor. Ya establecido en Maracaibo optó por compartir su afición y consolidar la idea de formar la Asociación Zuliana de Orquideología. En 2008 lo pensado se transformó en realidad con la ayuda de la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ y hoy en día son reconocidos nacionalmente por sus talleres sobre el cultivos de estas beldades naturales. “Buscar un factor racional para justificar el encanto de las orquídeas es imposible. Siento una satisfacción tremenda poder dirigir los primeros pasos de la asociación, aunque no soy zuliano de nacimiento lo soy de corazón. Lo bonito de esto es darle a conocer a este estado, el culto a unas plantas que pasaban desapercibidas o que veían como algo inalcanzable. Hemos podido demostrar a las asociaciones de otros estados que el Zulia tiene un tesoro en la flora muchísimo más grande de lo que se pensaba, y que no es sólo calor y sol. En la Sierra de Perijá no hay menos de veinte especies nuevas esperando por ser descubiertas para decir con orgullo: Esto le pertenece a los venezolanos”. A.B.

Facebook