GRUPO TENDENCIA

Polizón, música como norte

Polizón, música como norte

https://www.tendencia.com/2010/polizon/

Polizón, música como norte

Perfiles

1 mayo, 2010

RODRÍGUEZ, César

“Todos en esta vida somos como polizones. Estamos prestados en este viaje”. Con esa frase le enseñaron desde niño a Luis Miguel Leal a valorar y aprovechar su tiempo en la tierra. Años después y ante la necesidad de un nombre para su banda, le sirvió para bautizar como “Polizón” al proyecto que comparte con su esposa Jennifer Peña, en los teclados; Andrés Morillo, en la batería; José Flores al bajo y Alejandro González en la guitarra. Hace tres años, Polizón era una ilusión, un acuerdo entre amigos de Luis y Andrés, quienes decidieron hacer un casting para buscar a su bajista y encontrarlo en José. Con guitarra, voz, bajo y batería ya definidos, incluir una segunda guitarra y una tecladista le daba mayor seriedad al asunto: “Fue un proceso largo. No somos unos niños en el sentido de que vamos comenzando y eso se puede ver por nuestras edades. Entre todos promediamos veintiséis años. Todos aprendimos a tocar nuestros instrumentos de manera autodidacta, a excepción de José y de Jennifer, quien formó parte del Conservatorio de Música tocando piano. Ya teníamos experiencias musicales cuando decidimos arriesgarnos y hacer una producción en Estados Unidos con un productor que nos ayudara a conseguir un sonido, al que el rock en español no está habituado. Pasamos años buscándolo hasta lograrlo en nuestro primer disco”. Una vez definido su estilo, Polizón ya no era un mero hobby para Andrés, un administrador comercial, Alejandro y José, par de ingenieros mecánicos, Jennifer, licenciada en Comunicación Social, y Luis Miguel, director de videos musicales. Tomaron nota de sus influencias musicales para dar vida a un proyecto serio. De Peter Gabriel imitaron la profundidad de su guitarra, de los Foo Fighters el cómo manejar sus emociones en canciones, y de U2 las letras con sentido. Con esos ingredientes, la noche del 25 de noviembre de 2009 y ante los presentes en Rastabar, tocaron su primer sencillo Ausente, demostrando que tenían material para ser considerados una “revelación” y ganando aún más adeptos: “Nuestra filosofía siempre ha sido menos es más. Nuestra misión no es ser famosos, es tocar y compartir con la gente la música que nos gusta. Si es verdad que somos polizones en esta vida, queremos vivirla al máximo, tanto como para poder decir al final que hicimos todo lo que amábamos. Y en el caso de Polizón, todos somos melómanos”. A.B.