GRUPO TENDENCIA

Iría Sandoval, Sara Pardi y Rosa Virginia Luzardo, el trío del buen gusto

Iría Sandoval, Sara Pardi y Rosa Virginia Luzardo, el trío del buen gusto

https://www.tendencia.com/2009/iria-sandoval-sara-pardi-y-rosa-virginia-luzardo/

Iría Sandoval, Sara Pardi y Rosa Virginia Luzardo, el trío del buen gusto

Perfiles

1 mayo, 2009

DONDYK+RIGA

El ingrediente imprescindible del éxito es la mística, esa entrega inexplicable que supera las ansias de lucro, que nos hace quedarnos hasta tarde en la oficina y que nos llena de satisfacción. Es sentir que vivimos de hacer lo que amamos. Ninguna palabra define con más justeza que “mística” la filosofía de trabajo de este equipo de emprendedoras que, bajo la firma Sara Pardi Diseño de Eventos, se ha ganado una reputación intachable en la ciudad. Iria Carmen y Rosa Virginia son primas, y ambas estudiaron con Sara en la universidad, donde empezó esa amistad que las uniría de por vida. Comenzaron haciendo bomboneras italianas con las más refinadas técnicas aprendidas en sus viajes por el mundo y en poco tiempo estaban haciendo también tarjetería. Finalmente, la sed de un mercado poco atendido las llevó a enfocarse en la decoración de eventos y, tras más de quince años en el negocio, tienen un nombre respetable por su exquisito trabajo decorando los más elitescos bautizos, bodas, primeras comuniones y eventos corporativos, en ciudades como Maracaibo, Mérida y Caracas: “Hemos sido afortunadas y bendecidas. Nuestro clientes nos han dado mucho y nosotras les hemos entregado lo mejor. Creamos un nombre que nos ha costado sangre, sudor y lágrimas. No ha sido fácil, trabajamos de lunes a lunes, pero disfrutamos lo que hacemos. Incluso hemos incorporado a nuestros hijos en el negocio”. La experiencia de este trío las ha llevado a orquestar eventos de gran envergadura, como una fiesta corporativa de la empresa Cobeca, para dos mil quinientas personas: “Ese fue un reto a la organización. Después de eso supimos que podíamos hacer lo que sea”. La simbiosis salta a la vista en este equipo de trabajo fundamentado en el respeto y el cariño de la amistad verdadera, un sentimiento que las hace acudir cada mañana felices a su taller ubicado en el Centro Comercial Dos Recuerdos: “En nuestro equipo hay mucho respeto y confianza. Nunca hemos tenido un sí ni un no”. Esa capacidad de trabajar en equipo las ha fortalecido para sobrellevar un trabajo donde se manejan altos niveles de estrés, sin que el vínculo que las une se vea afectado: “No hay mayor satisfacción que, al otro día de una boda, te llame una novia enratonada, con su esposo al lado, para darte las gracias. Es en ese momento cuando nos damos cuenta que todo esfuerzo valió la pena”. C.W.