GRUPO TENDENCIA

Rafael Soto Matos, pionero de la cirugía plástica

Rafael Soto Matos, pionero de la cirugía plástica

https://www.tendencia.com/2008/rafael-soto-matos/

Rafael Soto Matos, pionero de la cirugía plástica

Perfiles

1 diciembre, 2008

DONDYK+RIGA

Este profesional ha dedicado su vida a la Medicina. De ello dan cuenta las cinco décadas que ha ofrendado al estudio del cuerpo humano, sin contar esos primeros años cuando de niño soñaba con seguir los pasos de su padre y vestir la tradicional bata blanca: “Mi padre murió cuando yo tenía dos años de edad. Pero lo que mi madre y mi hermano me decían de él me inspiró a seguir su legado”. El título de su padre, junto a su retrato pintado, adorna hoy las paredes de su oficina, atestadas de reconocimientos, libros, fotos familiares y los trofeos que se ha ganado con su segunda pasión: el golf. Desde allí recuerda la época de sus estudios en la Universidad Central de Venezuela y en LUZ, cuando se mudó a Caracas para hacer su internado en la Maternidad “Concepción Palacios” y cuando el cierre de la universidad a manos de Pérez Jiménez lo llevó a graduarse finalmente en 1952. Sus ansias por ejercer lo llevaron al Hospital Quirúrgico y de Maternidad de Maracaibo: “Trabajé con figuras destacadas como José Domingo Leonardo y Vinicio Casas Rincón. Era un emporio de grandes cirujanos y el día a día con ellos fue prácticamente mi escuela”. LUZ confió en sus aptitudes y lo becó para cursar en la Universidad de Texas una especialización en Cirugía Plástica, mención totalmente desconocida en la ciudad hasta su regreso en 1957: “Me dediqué a enseñar y dar prestigio a una especialidad desconocida. Los traumatólogos no me enviaban pacientes porque no sabían lo que era Cirugía Plástica. Fue una etapa dura pero que progresivamente mejoró. Tanto, que durante los ochenta no podía atender a toda la gente que llegaba al consultorio”. El fatal accidente de un avión en el aeropuerto de Maracaibo fue el reto que dio a conocer en 1969 las bondades de su cirugía: “Fue el peor desastre en la aviación hasta la época y trajo como consecuencia que la gente conociera lo que hacíamos en el Hospital Universitario con la Unidad de Quemados. Después de eso, llegó gente de otras universidades a formarse conmigo y LUZ decidió formalizar la mención como un postgrado”. En su afán por mantenerse actualizado el doctor Soto matos recorrió el mundo hasta ser reconocido como Secretario General de la Federación Ibero Latinoamericana y Presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, labores que lo convirtieron en un baluarte de la Medicina, que goza de nuestro orgullo y admiración. A.B.