GRUPO TENDENCIA

Vanessa Rolfini, autora de una cocina real

Vanessa Rolfini, autora de una cocina real

https://www.tendencia.com/2007/vanessa-rolfini/

Vanessa Rolfini, autora de una cocina real

Perfiles

1 julio, 2007

DONDYK+RIGA

Para esta chef el acto de comer es sagrado, y esa visión mística del objeto de su profesión es el ingrediente secreto de las recetas que concibe: “No cambio el placer de comer por nada. Total, yo ya no voy para el Miss Venezuela (ríe). Detesto ver a la gente comiendo de pie. Si no tengo tiempo prefiero no comer; me gusta el ritual de la mesa. Servirle comida a alguien es un acto de respeto. Es sagrado. Si fallo en mi trabajo le puedo dañar el día a alguien”.

En un momento donde la profesión anhelada es la de chef y donde preparar platillos con nombres impronunciables es un símbolo de estatus, Vanessa Rolfini optó por una comida más auténtica. Aunque es capaz de preparar la más compleja  exquisitez, está orientada hacia recetas de consumo masivo. Su nombre está detrás de recetarios de empresas como Nestlé o Pollos Vilva, y de su ingenio parten muchas de las recetas que encontramos en empaques de los productos que compramos en el mercado. Ésas que nos animan por su sencillez y que nos invitan a meternos en la cocina: “La escasez de tiempo y dinero hace que la gente busque lo práctico. Es un reto ser creativo con ingredientes comunes. La mayoría de mis recetas parten de lo que puedes encontrar en una nevera promedio de cualquier venezolano”.

Vanessa Rolfini es hoy uno de los grandes nombres en este tipo de gastronomía. Lo curioso es que para ella ser chef fue una decisión tardía. Es comunicadora social y durante años trabajó en los medios. Sin embargo, cuando el estrés la consumía, iba a relajarse en el restaurante de un amigo. Fue allí donde se gestó su vocación: “Era un restaurante colombiano que queda en Parque Central donde todavía te puedes comer el mejor ajiaco de Caracas. Meterme en la cocina era entrar en una nueva dimensión. Sabía la hora en que entraba y no me importaba cuándo saldría”. Esa pasión la llevó a dejar su carrera y estudiar en el High Training de Santa Mónica para convertirse en chef: “La gente creyó que estaba loca, pues de ser comunicadora pasé a pelar papas. Pero aquí estoy”. Vanessa tuvo un programa de cocina en Venezolana de Televisión, ha trabajado en publicaciones con El Nacional y hace catering a empresas como Polar o Monaca. Pero lo más importante es que es feliz con lo que hace, y brinda felicidad feliz a la gente común. Esa que, aunque llega cansada del trabajo, no pierde la ilusión de compartir en familia una comida rica y hecha bien rapidito. C.W.

Website | Twitter | Instagram