GRUPO TENDENCIA

Yusnaby Pérez: “Mi mayor miedo es que el populismo barato de Cuba y Venezuela se extienda”

Yusnaby Pérez: “Mi mayor miedo es que el populismo barato de Cuba y Venezuela se extienda”

https://www.tendencia.com/2016/yusnaby-perez/

Yusnaby Pérez: “Mi mayor miedo es que el populismo barato de Cuba y Venezuela se extienda”

NoticiasTienda Tendencia

El nombre de este cubano de 27 años es Eduardo Rodríguez, aunque en las redes sociales lo conocen como Yusnaby Pérez. Hace cuatro años se convirtió en el blanco del gobierno de Cuba después de crear una cuenta en Twitter bajo ese seudónimo para revelar la realidad que vive la isla tras 57 años de dictadura. Él es defensor de uno de los derechos inalienable del ser humano como lo es la libertad de expresión.

7 julio, 2016
Tendencia_82_Especial_de_Medios_Yusnaby_Perez_1

Univisión 23

En 2012, cuando regresaba de Suiza de asistir a un curso sobre periodismo y derechos humanos, sabía que su vida en la isla no sería la misma. No sería capaz de lidiar de nuevo con las regulaciones del régimen cubano. Eduardo o “Yusnaby”, como lo conocen en todo el mundo, sentía la necesidad de gritar las condiciones en las que se encuentran quienes viven en Cuba.

Ese mismo año, abrió una cuenta en Twitter, donde publicaba la realidad cubana. Al poco tiempo llegó a alcanzar unos 200 mil seguidores, gran porcentaje de esa cifra se trabataba de un público inesperado: la mayoría eran venezolanos. Permaneció dos años bajo anónimato, jugando al conejillos de indias con el gobierno cubano. En 2014 reveló su identidad y en 2015, un visado le permitió salir de su país natal para radicarse en Estados Unidos.

Este joven es ingeniero en telecomunicaciones y cursó una especialidad en redes sociales en la universidad Alcalá en España. Es un periodista nato, le encanta compartir historias y desafía lo que sea por la libertad. A mediados de 2015 comenzó a colaborar con el canal de noticias Univisión, gracias a su trayectoria y a su labor en otros medios independientes en Cuba. Comenzó como productor desarollando noticias sobre Cuba y Venezuela y posteriormente pasó a ser reportero.

No estudió fotografía pero cada imágen que cuelga en sus redes tienen miles de visualizaciones y de comentarios, porque muestran y narran historia. Hoy suma medio millón de seguidores en sus redes sociales.

¿Cómo ha sido tu experiencia en Univisión?

Ha sido excelente, muy satisfactoria a nivel profesional y personal. He dado con un elenco de periodistas profesionales que me han enseñado muchísimo y con quienes he formado un buen equipo. Aprendo muchísimo de periodismo y me siento privilegiado por la oportunidad de trabajar en un canal de tanto prestigio.

Creciste en Cuba y tu formación académica fue en la isla ¿cómo es que pudiste discernir entre la Cuba de la que te hablaban dentro de los salones de clase y la real, que no es precisamente la que venden a los turistas en las agencias de viaje?

Creo que a todo cubano le llega un momento en su vida en el que se da cuenta que lo que le cuentan en la escuela es mentira. Empiezas a encontrar contradicciones. Recuerdo que una de las cosas que me confundió desde pequeño fue la figura del Che. Se nos contaba como algo patriótico los fusilamientos que él ordenó tras la revolución, mientras en mi casa mi abuela me decía que matar era lo que peor que podía hacer un ser humano.

Mercedes, tu maestra de primer grado, fue la primera persona que te habló de Fidel y del Che. ¿Te dejó alguna enseñanza?

De Mercedes me llevé una enseñanza clara, y es que cuando tengo los elementos para defender mi criterio, debo hacerlo aunque todo el mundo diga lo contrario.

Tendencia_82_Especial_de_Medios_Yusnaby_Perez_Galeria_3

PÉREZ, Yusnaby

¿En qué momento decidiste contar la realidad cubana?

Jaimanitas, el barrio donde crecí, es de antiguas familias de pescadores que está muy cerca del famoso Punto Cero, el recinto donde vive Fidel Castro, su familia y la cúpula militar del país. Por eso entre mis compañeros de escuela había muchos hijos y nietos de poderosos y pude darme cuenta de los privilegios que unos pocos tienen en Cuba.

¿Cómo lograste enviar esos primeros tuits desde Cuba? ¿Cómo tenías acceso a internet?

Por casualidades de la vida conocí a una persona extranjera que trabajaba en La Habana y fue quien me dio acceso esporádico a internet. Navegando fue que me enamoré de Twitter y su utilidad como medio para difundir la realidad de Cuba. Posteriormente tuve acceso a varias simcards españolas y canadienses con paquetes de datos que funcionaban con roaming en La Habana.

¿Por qué elegiste Yusnaby como seudónimo en las redes sociales?

Vengo de la generación Y. En un viaje al oriente cubano me crucé con un Yusnabi que me contó que su nombre derivaba de la lectura de las letras US NAVY (armada de EE.UU.), así que me pareció simpáctico y decidí adoptar ese nick.

¿Cómo te sentiste después de enviar esos primeros mensajes?

Me sentí satisfecho, había logrado contarle al mundo cosas que pasaban en Cuba y que difícilmente salían a la luz. Tras varias semanas tuiteando descubrí la opción de enviar fotos y de que era hora de mostrarle al mundo las condiciones en las que viven los olvidados de la “revolución”.

¿Sentiste miedo en algún momento del gobierno cubano?

Claro que sí, afortunadamente durante mucho tiempo no supieron quién era yo, sabía que no podían rastrearme ya que no usaba teléfonos de ETECSA –Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A– ni que me conectaba a internet a través de servidores cubanos.

Tendencia_82_Especial_de_Medios_Yusnaby_Perez_Galeria_6

PÉREZ, Yusnaby

¿Cómo lograste permanecer en anónimato durante tanto tiempo?

Creo que por varias razones, el hecho de utilizar el seudónimo de Yusnaby me permitió estar fuera de los radares de la seguridad del Estado. Seguramente chequearon todas sus bases de datos y no pudieron encontrar ningún cubano de nombre Yusnaby Pérez. Además yo jugaba al despiste, decía que me iba para Santiago de Cuba y me iba para Pinar del Río, decía que iba a hacer fotos a Habana Vieja y me iba para el Cerro.

Al poco tiempo pudiste crear tu propio portal de noticias que lleva tu nombre…

Me llena de alegría contar con la colaboración de gente en España, en Argentina y en los EE.UU., que se sienten inspirados por el trabajo y que ayudan a que yusnaby.com sea un medio más completo.

 

Si ya no estás en Cuba, ¿cómo obtienes el material que difundes?

Afortunadamente con el crecimiento de mi página he ganado también colaboradores en Cuba, ellos me envían fotos y videos.

Tienes una visa americana, ¿cómo la obtuviste?

Imagino que obtuve la visa porque no me consideraron un inmigrante potencial. Yo había viajado a Europa con anterioridad para atender unos cursos de periodismo y derechos humanos en Ginebra. El hecho de haber salido de Cuba y regresar es uno de los elementos que los consulados miran a la hora de determinar si un cubano es un potencial inmigrante o no.

¿Cuándo fue que finalmente saliste de Cuba?

Empecé a viajar desde final de 2014, pero fue a inicios de 2015 que salí para instalarme en Miami, a partir de las amenazas que recibía por parte de la policía política, y sobre todo por los mensajes que hacían llegar a mi familia. Nunca había visto a mi madre sufrir tanto. Esta fue una decisión terriblemente dura para mí y mi familia.

¿Tu familia aún se encuentra en la isla?

Mi familia directa sí, es decir, mis padres y mi abuela están en La Habana. Aunque de manera similar a la gran mayoría de los cubanos, tengo tíos y primos en Estados Unidos, en mi caso en Nueva Jersey y en Florida.

PÉREZ, Yusnaby

En Cuba sobran historias que contar, tú tienes la tuya. Hemos podido ver algunas en tus redes pero ¿cuál ha sido la más difícil de escuchar?

Hace poco hablé con unos jóvenes cubanos que recorrieron 3.500 millas a través de siete países para llegar a los EE.UU. desde Ecuador. Estoy hablando de historias de arrestos, de hambre atroz, animales peligrosos, maltrato policial, insultos y amenazas de deportación. Son muchos los cubanos que hacen esta travesía cada año, he hablado con gente que ha sufrido acoso sexual. Me impresiona la férrea voluntad de estos inmigrantes y su esperanza de ser libres.

¿Qué ha sido lo más difícil que le ha tocado vivir a Yusnaby?

Ver cómo mi familia ha sido amenazada a causa de la labor que he estado desempeñando y el sufrimiento que les ha causado. No hay derecho a que un gobierno amenace a una madre con meter a su hijo y a su esposo en la cárcel solo porque esta ejerciendo un derecho inherente de todos los seres humanos: la libertad de expresión.

¿Cuál es el mayor miedo de Yusnaby?

Mi mayor miedo es que el populismo barato que se vive en Cuba y en Venezuela se extienda a otros países. Por eso, lo que estamos atravesando los cubanos y los venezolanos tenemos que contarlo por todos lados, que nadie crea nunca las palabras vacías de quienes nos gobiernan, aquellos que prometen igualdad pero que se han dedicado a reprimir.

¿Qué piensas del “efecto Obama” que se despertó en el pueblo cubano, tras la primera visita en 88 años de un presidente de Estados Unidos a Cuba?

En muchos cubanos despertó la esperanza de que todo pudiera mejorar, de que la economía del cubano de a pie iba a levantar, pero otros secretamente albergaban temor de que nada cambie, de que el tiempo demuestre que la culpa de las penurias de los cubanos no es de los EE.UU. sino del propio gobierno.

Mis amigos y familia me comentan que tras la algarabía de la visita de Obama y su excelente discurso, la gente vuelve a despertar y darse cuenta que todo sigue igual. Fidel Castro publicó una “reflexión” criticando el discurso de Obama y el canciller se refirió a su visita como “un ataque a los valores cubanos”, mientras que los disidentes siguen siendo golpeados semanalmente por expresar sus opiniones libremente.

¿Cuáles son tus deseos para Cuba?

En primer lugar la reconciliación nacional, me parte el alma la separación de las familias y el odio generado por compatriotas. Quiero ver a un país donde no se reprima a la gente por pensar diferente, quiero que en mi país haya democracia plena, donde los candidatos no se elijan a mano alzada, sino donde exista pluralidad de ideas políticas y donde se respete el voto de la mayoría.

Yusnaby Pérez: Website | Twitter | Instagram