GRUPO TENDENCIA

Roque Valero, el arte como destino

Roque Valero, el arte como destino

https://www.tendencia.com/2013/roque-valero/

Roque Valero, el arte como destino

Perfiles

1 octubre, 2013
*DONDYK+Riga*

DONDYK+Riga

“Los personajes yo no los selecciono, considero que cuando ya estás inmiscuido en el proceso de creación del personaje vas descubriendo por qué llegaste a él”, dice Roque Valero. En dos décadas de carrera son varios los personajes que han dejado una huella en la hoja de vida de Roque Valero, como Juan Lobo, su primer protagónico con el cual por más de dos años llego a los hogares venezolanos rompiendo récord de audiencia con Ciudad Bendita, pero ha sido el más reciente el que ha marcado un antes y un después. La transformación física y el estudio de referencias históricas fueron la clave para darle vida al Libertador en Bolívar, el hombre de las dificultades, una producción llena de retos que le brindó la satisfacción de acercarse a un personaje con el que tiene afinidad ideológica, mostrando además su lado más humano.

Roque nació en Caracas en un hogar que siempre estuvo ligado al arte gracias a su abuelo trompetista. Lo natural era ser artista y la actuación fue el camino a seguir. Se formó con el Grupo Actoral 80, Grupo de Teatro Contrajuego, formó parte de la Compañía Nacional de Teatro bajo la dirección de Héctor Manrique, después llegaron las oportunidades en televisión nacional y películas como Punto y Raya de Elia Schneider. En paralelo, su oído se iba afinando con las canciones de Frank Quintero, Yordano, Franco De Vita, Juan Luis Guerra y Alejando Sanz, sus letras con los versos de Benedetti desde la adolescencia, pero la música no dejo de ser un pasatiempo hasta participar en Cosita Rica. Los temas que presentó pasaron a ser parte de la novela y se dio la oportunidad de grabar su primer disco. Desde entonces, su tiempo y su impulso creativo se turnan entre sus dos pasiones, brindándole un espacio a cada una para no saturar ni aburrir al público que lo ha aceptado como actor y cantautor.

La convicción de que en un país polarizado es responsabilidad de los comunicadores y artistas ser el ejemplo de “tolerancia, unión y respeto”, que no se consigue en los dirigentes, fue su motivación para hacer pública su tendencia política y canalizar sus inquietudes sociales al sumarse al debate de la Ley de Protección al Artista. Cuando no está grabando o promocionado su última producción, disfruta de la cocina y reuniones con sus amigos, es un hombre hogareño que sueña con ver a su hijo crecer, que tiene la certeza de que otros personajes se cruzarán en su camino para brindarle el placer de descubrirlos, después de todo, afirma: “soy un tipo afortunado en un país maravilloso”. M. A.

Twitter | Instagram