GRUPO TENDENCIA

Luciano D’Alessandro, talento innato

Luciano D’Alessandro, talento innato

https://www.tendencia.com/2013/luciano-dalessandro/

Luciano D’Alessandro, talento innato

Perfiles

1 octubre, 2013
Perfil_Tendencia_Luciano_D'Alessandro

CAMACHO, Álvaro

La carrera actoral de Luciano D’Alessandro se gestó gracias a la combinación de su talento natural y el saber aprovechar las oportunidades. Pocos saben que este reconocido actor incursionó en los medios por casualidad, cuando era un aplicado estudiante universitario. Oriundo de El Tigre, estado Anzoátegui, afirma que de niño no le llamaba la atención ser estrella de televisión. A los dieciséis años se radicó en Maracay para cursar Ingeniería de Sistemas en la Universidad Bicentenaria de Aragua y estando allí una amiga lo anima a probar suerte en el modelaje. Envió unas fotos a Caracas y lo convocaron al casting de una reconocida marca de champú que buscaba la imagen para su campaña publicitaria, resultando elegido e iniciando su periplo en el universo de los medios.

Mientras cursaba sus estudios, iba a la capital con frecuencia a hacer castings y sesiones de fotografía. En uno de esos viajes conoce a la actriz Marianela González quien lo invita a audicionar para el productor de Venevisión Alberto Barroco; este lo eligió para ser parte de la novela Muñeca de Trapo en el 2000, siendo su primera aparición televisiva: “El modelaje me llevó a la actuación, pero fue todo por casualidad. Nunca ejercí la ingeniería porque apenas me gradué empecé con la novela y a pesar de nunca haber tenido interés en la actuación descubrí que era una carrera que me gustaba y que debía estudiar más”. Más adelante, luego de un casting para RCTV, fue elegido para formar parte del elenco de A Calzón Quitao, primer dramático que hizo para ese canal capitalino de Bárcenas.

Con el tiempo su carrera se extendió al cine y al teatro. En las tablas debutó junto a Mimí Lazo en la obra El aplauso va por dentro. “En ese debut me gustó el feedback con el público, esa interacción, estar en las tablas; allí es donde definitivamente se forman los actores”.

Su faceta como animador en los tiempos del reality show Fama, Sudor y Lágrimas fue suficiente currículo para conducir el Miss Venezuela Mundo 2013, asegurando que “los actores en algún momento llegamos a ser animadores; si abres ese abanico de posibilidades, te haces más integral como artista”.

Lleva su vida privada tranquilamente y dice que le gustaría formar una familia en el mediano plazo. Respecto a su carrera profesional no se adelanta al futuro; solo quiere seguir concentrado en la televisión y haciendo teatro, permaneciendo en la búsqueda de oportunidades que, como hasta ahora, lo mantengan como referencia actoral en la Venezuela del nuevo milenio. P.V.

Twitter | Instagram