GRUPO TENDENCIA

Julio Bevione, un caminante que hace camino

Julio Bevione, un caminante que hace camino

https://www.tendencia.com/2013/julio-bevione/

Julio Bevione, un caminante que hace camino

Perfiles

1 mayo, 2013
Perfil_Tendencia_66_Julio_Bevione_1

DONDYK+RIGA

“Siempre digo que nací en Argentina pero para ser argentino necesito un montón de cosas que no tengo”. Así comienza la charla con Julio Bevione, reconocido conferencista internacional y experto en eso que llaman la búsqueda espiritual. Nació en la campiña cordobesa hace 40 años y hace 21 vive lejos de su país “más que nada por una necesidad de ver el mundo desde otro lugar”. De Argentina salió con un título de periodista bajo el brazo que dejó de utilizar justamente luego de graduarse, a pesar de haber trabajado en la radio desde los 13 años.

Al llegar a Miami vivió la experiencia de ser un inmigrante sin derechos, sin un trabajo fijo y sin más expectativa del futuro que el presente mismo. Luego de cinco años, encontró a un grupo de gente con el que comenzó a reunirse en su casa para compartir las experiencias que había aprendido a lo largo de su vida y por esos golpes del destino que lo dejan en el lugar y en el momento indicado, una periodista de la agencia de noticias EFE se enteró de sus reuniones y publicó una entrevista en la que mencionaba la existencia de un libro que para el momento no era ni siquiera una idea. “Un par de semanas después me contactaron de Telemundo diciéndome que querían hacerme una entrevista para que hablara de mi libro. En ese momento les dije que estaría listo en un mes y me senté a escribir”. Apenas estuvo el punto final, lo llevó a una editorial, compró las primeras 500 copias y comenzó un camino que todavía no sabe para dónde va o si va a alguna parte.

Aprendió desde temprano a verle el lado positivo a todo y hoy es el receptor de innumerables mensajes de personas que aseguran haber cambiado su vida a partir de sus enseñanzas, algo que rechaza categóricamente. “Yo no soy capaz de cambiarle la vida a nadie. A lo mejor puedo hacerles entender algo que no entendían”. Pero con sólo escucharlo queda de manifiesto que tiene todo bajo control, a pesar de tener un trabajo que no le estipula horarios y ni una estabilidad económica asegurada. Cuando no está viajando, disfruta de la soledad para estar consigo mismo y si la ciudad no se lo permite, no duda en peregrinar hacia un lugar tranquilo y frío sin las ataduras del celular o los medios de comunicación.

Escribe tanto como puede pero no le tiene paciencia a los libros si él es el que está como lector: “Siento que usan demasiadas palabras para transmitirme una cosa”, por eso en el futuro tiene en mente incursionar en la televisión y llenar un espacio que, según él, ha estado vacío ya demasiado tiempo. Así va Julio Bevione, abriendo espacios para él y para los que vienen detrás, aplicando la fórmula de ensayo y error sin negociar su paz con nadie y disfrutando del proceso de hacer camino al andar. M.G.V.

WebsiteTwitter | Facebook