GRUPO TENDENCIA

Ibsen Martínez, la firma del provocador

Ibsen Martínez, la firma del provocador

https://www.tendencia.com/2013/ibsen-martinez/

Ibsen Martínez, la firma del provocador

Perfiles

1 octubre, 2013
Perfil_Tendencia_Ibsen_Martinez

CAMACHO, Álvaro

“La vida es una caída horizontal, decía Cocteau. Tal vez sea por eso que no me he percatado de un momento cumbre en mi carrera”. En cuarenta años de trayectoria Ibsen Martínez, se hizo un nombre en el periodismo de opinión, se inclinó por la literatura relatando historias de “hermosos perdedores” en novelas como El mono aullador de los manglares, El señor Marx no está en casa y la reciente, Simpatía por King Kong; el teatro, escritura para la que admite estar mejor dotado, le brindó grandes amigos y satisfacciones con la puesta en escena de obras como Humboldt y Bonpland, taxidermistas, Petroleros suicidas y Como vaya viniendo, vamos viendo, donde sacó provecho de la coyuntura y se reencontró con Eudomar Santos interpelándolo en escena, porque —para quienes se niegan a olvidar— su legado tiene a Yordano como fondo musical.

A inicios de los noventa Por estas calles monopolizó la atención de la audiencia durante más de dos años, pero su sentido crítico, su reflejo de la sociedad, mantienen vigente esta atípica telenovela en un perpetuo intento de definir su significado para la cultura —y política— del país, aunque Ibsen “no aspiraba derrocar ninguna forma de gobierno”, sólo impresionar y renovar su contrato, y desmitifica esa marca en su hoja de vida que “ocurrió el siglo pasado”.

Hijo de una maestra que le infundió las primeras letras, supo a los once años que quería ser escritor tras leer Kim de Rudyard Kipling. Cursó siete semestres de la licenciatura en Matemática de la Universidad Central de Venezuela a mediados de los setenta, “tiró la toalla” y encontró en la pantalla chica el medio para vivir de la escritura sin ejercer el periodismo o enseñanza universitaria. Este fue el punto en común del que nació su amistad con José Ignacio Cabrujas, bajo su tutela ingresó a este mundo con la adaptación de Campeones de Guillermo Meneses. Aunque el hastío y su poca resistencia al estrés del medio le hizo alejarse de él durante más de dos décadas, hasta que su “plan de retiro” se convirtió en una producción entre Televen, Telemundo y Cadena 3, prevista para el 2014.

A sus sesenta años, los días comienzan sentándose a escribir. El tiempo libre lo dedica a imaginar libros, a la música de cámara, a obras de literatura anglosajona, como la de Hemingway y Bellow. De los próximos años espera solo “poder vivir en un sitio donde haya internet, un buen sistema de transporte público, un congreso bicameral, elecciones cada cuatro años, seguridad, ciudadanía, en fin, cualquier otro lugar que no sea esta distopía pronvinciana”. M. A.