GRUPO TENDENCIA

Carolina Herrera, embajadora de la elegancia

Carolina Herrera, embajadora de la elegancia

https://www.tendencia.com/2013/carolina-herrera/

Carolina Herrera, embajadora de la elegancia

Perfiles

1 Julio, 2013

ELGORT,Arthur

Carolina Herrera estuvo siempre fascinada con la moda pero no sería hasta llegar a los cuarenta años que se encontró en la encrucijada de querer hacer algo diferente y gracias al consejo de su amiga Diana Vreeland, editora de Vogue, que canalizó su creatividad del diseño de textiles al de moda. Cautivó al público con su primera colección en 1981, seis años más tarde lanzó su primera fragancia y sentó las bases del imperio que hace que su nombre sea un sinónimo de elegancia y sofisticación en cualquier rincón del mundo.

María Carolina Josefina Pacanins y Niño es hija de María Cristina Niño Passios y Guillermo Pacanins, quien fuese gobernador de su natal Caracas. Sus primeros años se pasaron entre la equitación, sus perros y el tenis, en un hogar donde aprendió disciplina y cultivó su elegancia. Al llegar a la mayoría de edad se casó por primera vez, de esta unión nacieron Mercedes y Ana Luisa, pero la relación terminaría siete años después. En 1968 se casó con Reinaldo Herrera Guevara, su eterno compañero con quien terminó de conformar su familia con la llegada de Patricia y Carolina. Fue adoptada por New York, una alumna de Studio 54 retratada por Andy Warhol y Robert Mapplethorpe y era una constante en la lista de las mejores vestidas, experiencias que decantarían en su idilio con la moda y la convertiría en un símbolo de la ciudad aunque sus raíces estuvieran en Venezuela.

A sus setenta y cuatro años Carolina disfruta de otra faceta de la maternidad: ser abuela y bisabuela. Su nombre abarca couture, ready-to-wear, novias, accesorios, fragancias, la White Shirt collection dedicada a su icónica pieza, unas 100 tiendas a nivel mundial y fragancias como 212 y CHIC donde tuvo la oportunidad de colaborar con su hija, manteniendo viva su fascinación por lo que hace: “Lo creas o no, todavía me pongo nerviosa antes de cada fashion show, como si tuviese mariposas en el estómago”. Es un ejemplo de que el éxito no depende de actuar como hombre o sacrificar la feminidad, todo lo contrario, cada cosa que crea está estampada con su estilo –con el cual se han identificado tanto Jackie Onassis como Renée Zellweger– tan elegante como su hablar y tan único como su risa, llevando el mensaje a las mujeres de que este no es solo lo que usan sino lo que dicen, leen, eligen y, sobretodo, quienes son. M.A.

Website | Instagram | Facebook