GRUPO TENDENCIA

Belén Marrero, una guerrera de luz

Belén Marrero, una guerrera de luz

https://www.tendencia.com/2013/belen-marrero/

Belén Marrero, una guerrera de luz

Perfiles

1 octubre, 2013
*CAMACHO*, Álvaro

CAMACHO, Álvaro

Belén Marrero habla con las manos. Gesticula, se mueve, hace pausas en la conversación, se queda pensativa y tiene saltos de humor con los que parece recordarse que sigue viva. Es actriz, locutora, presentadora de televisión y graduada de Turismo del Instituto Universitario de Nuevas Profesiones y es, además, una zuliana adoptada por Caracas. Comenzó siendo modelo y al poco tiempo, representante de Venezuela en el Miss Maja Internacional, donde resultó ganadora. Hoy tiene una trayectoria de medios que la han convertido en uno de los rostros inolvidables de la televisión, a pesar de haber tenido que hacer una pausa forzada a su carrera tras la no renovación de la concesión de RCTV.

Es dueña de una curiosidad que ha saciado a punta de estudio e investigación, por lo que su carrera en los medios no es lo único que la mantiene ocupada: es terapeuta formada en distintas disciplinas de autoayuda como el cábala, astrología, fong-suei, reiki y aromaterapia, entre otras. “Me involucré en el mundo holístico porque nací anormal. De chiquita veía cosas que los demás no veían. A los 9 años leí Siddhartha, El vendedor más grande del mundo y una serie de libros que no eran propios para la edad”. A partir de allí comenzó un recorrido por las diferentes disciplinas que involucraban el conocimiento personal y el manejo de energías: “Empecé a buscar y en mi búsqueda hice muchos talleres de entrenamiento con maestros como Sally Barboza que era una puertorriqueña que ya murió, que hizo muchos libros al respecto. Me formé en cristales, regresiones a vidas pasadas, y después pasé a reiki, luego hice terapia de respuesta espiritual, fue a New Jersey y aprendí a manejar el péndulo. Ahí la vida me cambió”.

A raíz de una tragedia, viró su camino hacia uno en el que hoy se siente satisfecha y cómoda de recorrer: en 2003 su hijo mayor murió luego de un accidente en la playa y varios días de hospitalización. “Yo se lo entregué a la Madre Divina. Le di las gracias a mi hijo por haberme escogido como madre, por la vida que me dio, el amor que me entregó y le dije que iba a estar bien”. Su reacción fue un autodescubrimiento que en el que se dio cuenta de que el abandono del que sufría no provenía de su hijo sino de ella misma. Ahora se considera más católica que nunca, a pesar de ser taoísta, practicante de la cábala y creadora de la técnica Reprogramación de Sistema de Valores, con la que ayuda a las personas mediante el uso de un péndulo.

Hoy es una mujer plena, aunque no se detiene en la búsqueda del autoconocimiento. Vive completamente sola en un apartamento donde la tranquilidad reina y desde donde le da vida a sus ideas. Belén Marrero muestra hoy una cara distinta a la que le conocemos: la de una mujer fortalecida que no teme enfrentar la vida con voz clara, sin perder la femineidad ni la sonrisa que hoy usa como firma. M. G. V.

Twitter | Instagram | Facebook