GRUPO TENDENCIA

Roberto Molko, el arte de adelantarse a los tiempos

Roberto Molko, el arte de adelantarse a los tiempos

https://www.tendencia.com/2012/roberto-molko/

Roberto Molko, el arte de adelantarse a los tiempos

Perfiles

1 marzo, 2012

DONDYK+RIGA

Asumir el riesgo de los negocios no es para cualquiera y mucho menos en una industria tan cambiante como la de la moda. Triunfar dentro de esta se trata de adelantarse al futuro, no con una bola de cristal ni unas cartas de tarot, sino con algo mucho más difícil de obtener y aprender a utilizar: la intuición. Roberto Molko nació en Maracaibo en una familia de empresarios, por lo que la decisión de involucrarse en ese ambiente a los veintiún años fue totalmente natural e incluso, predecible. Comenzó en el negocio de la moda, el mismo en el que sus parientes ya llevaban tiempo desenvolviéndose, tras algunos años vendiendo y distribuyendo ropa al mayor empezó a incorporar los zapatos a su empresa, notando que para entonces, hace casi quince años, en la ciudad existía un gran vacío respecto a esto. Poco a poco el calzado fue desplazando los demás productos y la empresa empezó a crecer y cambiar, convirtiéndose eventualmente en CalzaPlus, distribuidora de calzado exclusivo en el país, con marcas como Head, Keds, Asics, Land Rover y Onitsuka Tiger dentro de su catálogo. Hoy, con más de seiscientos clientes y casi dos mil tiendas en el país a las cuales distribuir mercancía, la idea de Roberto de traer a Venezuela los mejores productos y mantenerla al tanto de las tendencias en otras partes del mundo ha despegado y tiene vida propia. A pesar de carecer de estudios formales que lo prepararan para avanzar en esta área, Roberto es un empresario triunfante, quien ha aprendido a desarrollar un olfato especial para identificar lo que más le conviene a su negocio, algo que dice ha sido la clave de su éxito: “hay que desarrollar un gusto, conocer a tu público, ver lo que está pasando en el mundo; así vas formando la idea en tu mente hasta que asumes el riesgo”. A él le satisface profundamente el proceso de visualizar un producto, armar una colección, comprarla, distribuirla a sus clientes y luego descubrir que tanto ellos, como el consumidor final la aceptan y la reciben con gusto, convirtiendo aquello en lo que él creyó desde un principio en un elemento de su día a día. “Ver nuestros productos usándose en la calle es la mejor sensación que hay, es algo verdaderamente indescriptible”. El camino no ha sido sencillo, “es un reto visualizar el futuro, ver las tendencias de la moda y lo que está pasando, además del entorno variable de los negocios, las reglas que cambian y el no saber qué va a pasar en el país dentro de seis meses”, sin embargo, Roberto ha aprendido a vadear estos obstáculos, convirtiendo su firma en una de las más importantes en el mercado nacional y consiguiendo la oportunidad de llevarla más allá. M.P.