GRUPO TENDENCIA

Nelson Arrieta, cantante por naturaleza

Nelson Arrieta, cantante por naturaleza

https://www.tendencia.com/2008/nelson-arrieta/

Nelson Arrieta, cantante por naturaleza

Perfiles

1 diciembre, 2008

DONDYK+RIGA

Un humilde y extrovertido pequeño del Instituto Panamericano de Maracaibo, bautizado por todos como “pichón” por ser el más pequeño de su clase, disfrutaba a sus anchas de cantar en cada obra del colegio, sin sospechar que en el futuro su voz sería referencia de una década y de un emblemático grupo como Guaco. En su entorno todos parecían saber que Nelson Arrieta llegaría lejos y hacia ello lo motivaron. En casa se escuchaban las melodías de Rubén Blades, Los Blancos y La Fania sin cesar gracias a su padre, un melómano a tiempo completo y a su tío, quien cada sábado le regalaba cassetes con música que aún no llegaba al país: “De niño fui muy mediático. Cantar fue innato porque en la familia está la vena musical. Mamá decía que cuando ni sabía hablar veía los comerciales, me los aprendía y los tarareaba con buen ritmo. Ante tanto afán, comencé con clases de cuatro y sacaba canciones a puro oído. Ya en los actos del colegio cantaba como si estuviera solo en mi cuarto. Yo era la atracción”. A los dieciséis años una amiga lo convenció de aprovechar su don y cantar en grupos musicales, una decisión que lo haría darse cuenta de que su amor crónico con la música era algo serio: “A esa edad, cuando me monté en mi primera tarima con el grupo Bongó en una feria por la iglesia Las Mercedes, con el manicomio cerca y los locos de audiencia, estaba seguro de que eso era lo que me gustaba y que había nacido para eso”. Con dieciocho años formalizó su pasión por la música cantando con la Nueva Generación, Birimbao y Carángano hasta llegar en 1987 a la superbanda de Venezuela: “Me pasé los ochenta cantando. Cuando entré a Guaco se me abrió la mente hacia otros géneros. Ellos siempre han sido muy de fusión, de escuchar todo tipo de música. Pasaron dieciséis años desde mi primera vez en una tarima, en los Puertos de Altagracia. No habíamos ensayado pero igual yo me sabía todas las canciones de Guaco. La primera que canté fue El Cepillado; después de esa no pare”. Con su voz grabó éxitos tan movidos como El Zapatero y tan románticos como Regálame tu amor que aún suenan en la radio. Hoy en día Nelson tiene su propia banda y a veces recuerda viejos tiempos tocando con el Guaco que admiró de niño: Sentimiento Nacional: “Ese era el Guaco que yo escuchaba en casa, el que yo quería llegar a ser y ahora toco con ellos. Después de todo me he dado cuenta que el destino te coloca estos regalos que llegan en su momento justo”. A.B.

Website | Twitter | Instagram | Facebook