GRUPO TENDENCIA

Adriana Villegas y Patricia León, el mundo en un cuadro

Adriana Villegas y Patricia León, el mundo en un cuadro

https://www.tendencia.com/2008/adriana-villegas-y-patricia-leon/

Adriana Villegas y Patricia León, el mundo en un cuadro

Perfiles

1 octubre, 2008

DONDYK+RIGA

Ante el ingenuo pensamiento de que una galería puede ser cualquier pared en blanco, hace dos años y medio, Patricia León y Adriana Villegas de León se dejaron llevar por su firme creencia de que el arte debe venderse en su propio paraíso, dando vida a Canvas, una galería cuya belleza no depende solamente de una majestuosa obra. Este armonioso espacio, donde nuevos y consagrados artistas se conjugan por igual, es el sueño logrado tras años de esfuerzo por parte de sus dueñas. Ligadas por familia y por su pasión por el arte, cada una aportó lo mejor de sí para dar vida a su proyecto y hacerlo distinguir del resto con asesorías en decoración. Adriana con su título en Diseño de Interiores y toda una vida admirando el trabajo de su mamá, otra apasionada vendedora de arte, y Patricia con su licenciatura en Mercadotecnia y su experiencia de diez años como art dealer en Valencia y Caracas: “Cada vez que venía a Maracaibo notaba la necesidad de ofrecer arte nacional y contemporáneo pero con un gran abanico de opciones de artistas, no solamente regionales. Así que cada vez que venía a Maracaibo con mi carro atiborrado de cuadros, de artistas que conocí durante mi estadía en la empresa Arte y Decoración, los exhibía teniendo a la casa de Adriana como galería. Allí dejaba las obras y a la semana ya me llamaban para que enviara más porque se habían vendido todos”. Aunque su familia -en especial sus bebés- son la mejor obra de arte de cada una, Canvas es sin duda una de sus favoritas. “La galería ha sido una gran oportunidad de adentrarnos en un mundo tan apasionante como el arte. Los artistas son personas completamente diferentes al resto, así que en esta dulce experiencia hemos aprendido a conocerlos primero para poder vender sus obras. Es ese contacto directo el que nos permite apreciar su trabajo, transmitirlo a la hora de exhibirlo y que nuestra trabajo sea mucho más que vender un bello cuadro. Cada cliente es una oportunidad más para demostrarlo”. A.B.