GRUPO TENDENCIA

Richard Páez, padre de una selección posible

Richard Páez, padre de una selección posible

https://www.tendencia.com/2007/richard-paez/

Richard Páez, padre de una selección posible

Perfiles

1 mayo, 2007

DONDYK+RIGA

La Selección Nacional de fútbol venezolana está batallando en el mundo desde hace varias décadas. Sin embargo, dentro del país, tomó fuerza desde hace siete años con la llegada de Richard Páez. Su labor es tan pública como lo son ahora los jugadores y las jugadas de la Vinotinto, siempre apegado a su misión: “Iniciar un mensaje inspirador para convertirnos en un equipo competitivo y ganador”. Richard es merideño y desde pequeño estuvo acostumbrado a la competencia, siendo uno entre doce hermanos varones. Irónicamente su experiencia futbolística tiene origen en Maracaibo, mientras estudiaba en el colegio Gonzaga, para más tarde volver a su tierra como volante de Estudiantes de Mérida. En la Universidad de Los Andes se hizo médico cirujano, para especializarse en traumatología, pues no era ajeno a la realidad vivida en la cancha. Junto a la Selección Nacional hizo un buen papel como jugador, pero el mayor reto se le presentó en el 2000, al asumir la indómita tarea de reencauzar un equipo sin dolientes. Para Richard la inspiración fue la misma que lo impulsa todos los días, “un deporte integral que mueve emociones, y a mí me las movió”. Siete años más tarde, rumbo a la Copa América, asume sin temor y con la misma convicción el rol de entrenador de una Selección renacida, cuyo color brilla en todo el país, cuyo nombre resuena en muchas bocas y ha logrado ubicarse en un escaño alto, sobre pilotes de paciencia y trabajo sin fin. Él lo creyó posible cuando nadie lo hacía, tuvo que “asumir una sartén por el lado caliente” pero no se quemó, al contrario, tras veintiocho años de carrera como traumatólogo, y siete años como padre de un equipo, que le ha respondido con la V de victoria. E.R.