GRUPO TENDENCIA

Marcos Salas, naturaleza compuesta por música

Marcos Salas, naturaleza compuesta por música

https://www.tendencia.com/2007/marcos-salas/

Marcos Salas, naturaleza compuesta por música

Perfiles

1 marzo, 2007

GONZÁLEZ, Dixon

El compositor musical de la segunda cadena de televisión hispana en Estados Unidos es un zuliano feliz de representar a su país. Marcos Salas, agradecido, dice que todo lo que es, se lo debe a su tierra. Y es que a sus raíces debe la carrera que hoy ocupa sus días: su mamá es violinista fundadora de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo, y su abuelo fue un famoso director de la Orquesta Sinfónica de Lara. Precisamente bajo su tutela el joven Marcos, de doce años, formalizó sus estudios en música, que continuaría en el Conservatorio “José Luis Paz” de Maracaibo, especializándose en clarinete. Su talento heredado, que es parte de su esencia, fue innegable en su continua participación en grupos populares como Curare, la Orquesta Típica del Estado Zulia, y una agrupación con la cual vivió experiencias inolvidables: Guaco. Desde 1989 formó parte de la banda que posteriormente dirigiría por años, hasta que, habiendo obtenido la Licenciatura en Música en la Universidad Católica “Cecilio Acosta”, cumplió un sueño eterno. La Universidad de Miami lo había aceptado en su maestría en producción musical para medios. Desde entonces no ha habido descanso en su descubrimiento de un bello universo en que la música es el medio de otros artes; una voz que tiene mucho que contar. Sus jingles son famosos, tanto en su natal Maracaibo como en Miami, donde establecido con su familia vive de su pasión, como multi instrumentalista buscado por figuras como Ricardo Montaner y Emilio Stefan; arreglista de grandes proyectos de la mano de artistas como Ilan Chester; o productor para la pantalla chica, y no tan chica. Actualmente está creando el soundtrack de un largometraje religioso, paralelamente a la responsabilidad de musicalizar Tele Futura, una cadena del grupo Univisión orientada al cine y el entretenimiento. Esta es su naturaleza, la realización de sus estudios, de su sueño, al frente del teclado, una consola y de su amado clarinete. E.R.