GRUPO TENDENCIA

Ana Paula Figueira, mujer de buenas raíces

Ana Paula Figueira, mujer de buenas raíces

https://www.tendencia.com/2007/ana-paula-figueira/

Ana Paula Figueira, mujer de buenas raíces

Perfiles

1 marzo, 2007

DONDYK+RIGA

La vida es impredecible. Justo cuando uno cree haber alcanzado un lugar definitivo, nos sorprende con un giro inesperado que termina cambiando nuestro rumbo y guiándonos por nuevas sendas. En esa contradicción se ha basado la vida de Ana Paula Figueira. Nacida en Isla de Madeira, Portugal, vino a Venezuela en 1973, dejando sus estudios y su tierra natal para seguir el amor del hombre que durante muchos años fue su esposo. Siendo una mujer dedicada por completo al hogar, al momento de iniciar su nueva vida como mujer independiente decidió no dejarse vencer por el temor, planteándose la firme convicción de darse la oportunidad de triunfar. Gracias a esa determinación hoy su nombre es respetado en el mundo inmobiliario y, sobre todas las cosas, es una mujer plena que ha brillado con luz propia en el plano personal y profesional: “Siempre quiero ser algo más que ama de casa. Para mí los bienes raíces empezaron como un hobbie. Una amiga me invitó a ayudarla en mis tiempos libres y sin darme cuenta descubrí la verdadera pasión de mi vida. Cuando apenas empezaba logré vender dos propiedades en un mismo día y esa experiencia me llenó de la confianza que necesitaba para seguir adelante. Hoy me siento orgullosa, pues todo lo que he logrado ha sido por mi propio esfuerzo”. Ciertamente Ana Paula no se detuvo. Realizó el curso para convertirse en corredora que dicta la Cámara Inmobiliaria y constantemente participaba en foros y seminarios relacionados con el área. Hoy cuenta con diez años de éxito en el ejercicio de su profesión y con su propia firma, APF Bienes Raíces: “El nombre de mi compañía son mis iniciales, porque yo soy mi propia empresa. Mi filosofía es brindar atención personalizada a cada cliente. Eso es muy lindo pues termino de alguna forma involucrándome con ellos y en el camino he conseguido valiosos amigos. Mi meta no es crecer hasta tener grandes sucursales, ni tampoco un equipo de corredores trabajando para mí. Simplemente quiero seguir brindando un servicio de calidad y cuidar el patrimonio de mis clientes”. C.W.