GRUPO TENDENCIA

Sania Sobrero de Angellini, la filosofía de una madre

Sania Sobrero de Angellini, la filosofía de una madre

https://www.tendencia.com/2006/sania-sobrero-de-angellini-la-filosofia-de-una-madre/

Sania Sobrero de Angellini, la filosofía de una madre

Perfiles

1 mayo, 2006

DONDYK+RIGA

Sania Sobrero de Angelini es una mujer integral, y así lo expresa: “Pienso como filósofo, actúo como abogado y en la realidad tengo un ambiente familiar perfecto”. Su padre es un inmigrante italiano que vino a Venezuela para instalarse como médico en el municipio La Cañada de Urdaneta. Siendo Sania muy pequeña, los Sobrero se residenciaron en Maracaibo y así, está mujer creció junto a sus dos hermanos, arraigando desde entonces en su mente el concepto de familia.

Compartió sus estudios en el Instituto Venezolano Alemán con una formación que iba más allá de lo académico: junto a sus compañeros del Instituto de Yoga Serge de la Ferriere incursionó en el estudio de las ciencias orientales, cultivando el espíritu. Y precisamente siguiendo esta meta, Sania ingresó en la carrera de Filosofía en La Universidad del Zulia, para posteriormente partir a Italia, especializándose en Arte Político Oriental en la Universidad de Génova.

A su regreso en Venezuela ingresó de nuevo en Luz, convirtiéndose en abogada. Acompañando al que considera su mejor amigo, su padre, a la Casa D’Italia, centro de reunión de su comunidad de origen, conoció a su actual esposo, Gianni, con quien comparte un hogar junto a sus trillizos. Francesco, Alessandra y Valeria nacieron hace diez años rodeados de expectativas y felicidad. Tales expectativas han sido más que superadas: la cinta marrón en kárate de Francesco y su pasión por la guitarra eléctrica, la destreza de Alexandra frente al piano y las dotes en pintura de Valeria son razones más que suficientes para que estos padres ejemplo estén llenos de orgullo.

Con respecto a la felicidad, en Sania está presente al ver plasmado en cada uno de sus hijos a los seres humanos que su filosofía de vida, su sensibilidad humana y su entrega como madre le han planteado como objetivo. Así lo siente como madre, y ante todo, así lo siente como mujer. E.R.