GRUPO TENDENCIA

Luis Uzcátegui, fotógrafo con metas fijas

Luis Uzcátegui, fotógrafo con metas fijas

https://www.tendencia.com/2006/luis-uzcategui/

Luis Uzcátegui, fotógrafo con metas fijas

Perfiles

1 julio, 2006

GONZÁLEZ,Dixon

Desde el día en que Luis Uzcátegui entró en la Escuela de Comunicación Social “Andrés Bello”, supo que quería ser fotógrafo. Por eso, cuando le llegó la hora de desarrollar sus prácticas profesionales, optó por el reporterismo gráfico en diarios como La Columna, Crítica, El Heraldo y Panorama. Quizás en ese entonces no imaginó que terminaría trabajando para televisión, dentro de una corporación del calibre de Venevisión, y que aún así, seguiría cumpliendo con su meta original: “Siempre quise vivir de la fotografía y al fin lo he logrado. En el 99, agotado por la presión del diarismo, emigré a Cancún, por una excelente oportunidad con una compañía de telefonía celular. Eso me funcionó por un tiempo, pero finalmente me decidí probar suerte en los Estados Unidos. Empecé en Miami desde cero, trabajando como fotógrafo de desfiles y bodas. Pero llegó a mí la la posibilidad de desarrollarme en un área que nunca había considerado: la fotografía fija”. Esa oportunidad vino de la mano de Fonovideo, la productora a cargo de las novelas de Univisión. Luis Uzcátegui era el encargado de fotografíar al elenco durante la grabación, para producir material fotográfico a partir del cual se elaboraría la promoción de las telenovelas: “Esta área te da la oportunidad de ver tu trabajo publicado en revistas, vallas y en la prensa”. De allí pasó a Telemundo, hasta que en el 2004 llegó a su destino final: “Siento un profundo agradecimiento con Venevisión Productions y el Grupo Cisneros por darme la oportunidad de crecer. Ellos me permitieron compartir experiencias maravillosas con el equipo, tener un trabajao muy dinámico, haciendo fotos en estudio y exteriores, pero sobre todo ser diferente y especializarme. Gracias a eso puedo vivir muy bien aquí en Miami y viajar de vez en cuando a Maracaibo. Es que cuando te encuentras con el Cocosete, la Frescolita y la fila de Aeropostal, donde de cien personas conoces a veinte, sientes que estás en casa”. C.W.