GRUPO TENDENCIA

Juan Luis Briceño, hombre de sólida estructura

Juan Luis Briceño, hombre de sólida estructura

https://www.tendencia.com/2006/juan-luis-briceno/

Juan Luis Briceño, hombre de sólida estructura

Perfiles

1 julio, 2006

CROIZÉ, Fabrice

El papel del arquitecto de hoy trasciende la capacidad de erigir una estructura. Los arquitectos de hoy navegan por las vivencias humanas y proponen soluciones para sus problemas, redefinen los espacios y redimensionan su potencial para integrar al hombre con la estructura. Precisamente esa filosofía describe la obra de Juan Luis Briceño.

Nació en Maracaibo y La Universidad del Zulia lo convirtió en arquitecto. Hoy su ciudad natal exhibe orgullosa parte de su obra, que contemplamos al ver el nuevo esquema de iluminación de la Plaza de la República y la majestuosa Torre Financiera Bod de la avenida 5 de Julio, proyecto que resultó de un concurso del cual Juan Luis Briceño salió victorioso en 1995: “Con el dinero que obtuve del concurso de la Torre BOD me fui a la Bienal de Argentina y pagué mi postgrado en la Universidad Tecnológica de Helsinki, en Finlandia”. Por obra del destino, este emprendedor terminó ejerciendo su talento al otro lado del mundo y hoy su estudio de arquitectura y diseño tiene en su haber importantes proyectos urbanos, residenciales, comerciales, y de diseño de interior y mobiliario: “No es fácil empezar en un nuevo lugar, pero creo que el asunto no es de dónde vienes, sino cuál es tu potencial. Si demuestras tener capacidad de trabajo las puertas siempre se abrirán”.

Juan Luis comenzó con proyectos de amigos, como casas de verano y apartamentos, pero en el 2000 el volumen de trabajo lo llevó a asociarse con Peter Christiaan Butter, un arquitecto holandés con el cual ha concretado proyectos en toda Europa: “Desde hace unos cinco años ha quedado atrás lo que puede llamarse arquitectura políticamente correcta. Comenzó una etapa donde la gente quiere realizar proyectos diferentes. Actualmente me estoy involucrando con instalaciones de arte, eso es tan esencial como construir. La arquitectura es un proceso de pensamiento que busca dar respuesta a una necesidad y creo que mi fuerza profesional está en analizar el por qué se hace cada cosa. Nunca me he puesto límites”. C.W.