GRUPO TENDENCIA

Alejandro Hidalgo: “Apenas nos estamos dando a conocer en la industria del cine global”

Alejandro Hidalgo: “Apenas nos estamos dando a conocer en la industria del cine global”

http://www.tendencia.com/2016/alejandro-hidalgo-apenas-nos-estamos-dando-a-conocer-en-la-industria-del-cine-global/

Alejandro Hidalgo: “Apenas nos estamos dando a conocer en la industria del cine global”

Entrevistas

El joven director celebra que Hollywood se haya interesado en hacer una nueva versión de su ópera prima La Casa del Fin de los Tiempos, la cual ya está en pre producción. Desde Los Ángeles compartió en exclusiva para Tendencia.com sus impresiones y expectativas sobre este nuevo reto profesional.

9 septiembre, 2016
PV_AlejandroHidalgo

Prensa La Casa del Fin de los Tiempos / Prensa Cameo

La Casa del Fin de los Tiempos despertó el interés de Hollywood para producirla en una nueva versión. Siendo la primera película venezolana en lograr tal objetivo, ¿qué fue lo primero que sentiste cuando te informaron la noticia?

Me llené de orgullo, sobre todo al saber que la película tenía el potencial que le había sentido en un principio. Estaba un poco escéptico por el éxito que pudiera alcanzar especialmente fuera de Venezuela, sin embargo me animé a llevarla al Screamfest Horror Film Festival y la receptividad fue tan positiva que fue una sorpresa ver a todos esos productores interesados en ella, debatiéndose por representar los derechos de la película. Cuando la terminé fue un enorme éxito de taquilla en Venezuela y quería que trascendiera fronteras; con el paso del tiempo poco a poco se ha ido concretando esa meta.

¿Cómo surgió esta posibilidad que hoy se perfila en esta nueva versión? 

Viajé a Los Ángeles y conocí a varios productores importantes como Craig Perry -director de American Pie y Destino Final-, quien se mostró interesado en la película; por otro lado, la casa productora que nos buscó primero y nos envío un correo fue Good Fear, representada por Jake Weiner y Chris Bender, quienes han hecho películas como El Aro, ¿Qué pasó ayer? y El Efecto Mariposa, entre otras. Eso me generó un debate sobre con cuál debía irme y cuál me iba a permitir dirigir la película. Decidí cerrar el contrato con Good Fear y se involucraron en el proyecto Andrés y Bárbara Muschietti -director y productora de los films Mamá y la nueva versión de It-. Presentamos juntos el proyecto a la productora New Line, les hablamos de la película, sus logros y éxitos de taquilla y en diferentes festivales y un par de semanas después recibimos la noticia de que querían realizarlo. Así comenzaron las negociaciones, un proceso de más de un año que finalmente concretamos y del que estamos muy contentos porque además del remake voy a ocupar el rol de director. Eso es lo que más me emociona de todo.

La historia sigue cautivando al público internacional. ¿Cuál crees que es el elemento principal que ha provocado su buena receptividad?

Creo que son varios elementos. Lo primero es que es una historia de terror psicológico, tal vez más de suspenso, con rasgos innovadores dentro del género. El giro de la historia, que revela todos los misterios en un solo segundo, causa un impacto emocional en la audiencia, al igual que toda la atmósfera que se desarrolla a lo largo de la trama. La película tiene personajes humanos con los que el público siente empatía y es incluso conmovedora, algo poco común dentro de una película de este tipo.

La casa del fin de los tiempos / Prensa Cameo

Antes de todo este impacto, ¿qué tan lejos pensabas que podía llegar esta producción?

Cuando empecé a escribir el guión tenía 24 años y mi sueño era que llegara a un lugar como Hollywood. Uno no tiene la certeza de saber que va a pasar, pero siempre lo pensé y, a pesar de no tener las bases –era mi primera película, mi primer proyecto como productor y no sabía como llegar hasta acá- decidí intentarlo y de por si, cuando concebí la historia al final -pensada siempre como una historia venezolana- quise plasmar un relato universal, que pudiese cubrir y adaptarse en cualquier parte del mundo, y me está dando resultados.

Hoy se abren las puertas de Hollywood, quizás un sueño para muchos directores en el mundo. ¿Cómo interpretas este momento y la oportunidad de trabajar de la mano de New Line Cinema?

Me causa gran emoción, este siempre ha sido mi sueño desde chico, hacer películas de género fantástico, de terror, de ciencia ficción, de la mano de un presupuesto que permita traducir en imágenes y audio todo lo que has soñado e imaginado y que le permita a la película contar con un estreno y una distribución internacional fuerte. Prácticamente es un sueño hecho realidad; para mi es un honor poder estar en la industria y me quiero seguir formando y preparando para continuar haciendo buenas películas manteniendo el contacto con el público.

¿Que sientes que vas a aprender dentro de esta nueva experiencia en la que muchos consideran como la meca del cine?

Creo que aprenderé sobre el desarrollo de efectos especiales y visuales, sobre todo adaptar al idioma, al lenguaje y a la gente que trabaja en los equipos técnicos de Hollywood. Voy a formarme especialmente en la dirección de actores; una vez tenga la primera versión del guión haré un taller especializado con Judith Weston -maestra de dirección de actores de Alejandro González Iñárritu, director ganador del Oscar por Birdman y The Revenant-. Hace unas semanas viajé a Toronto para asistir al rodaje de la película It -dirigida por Andrés Muschietti quien es también productor de este remake- y pude ver como es la dinámica de un rodaje de estudio aquí.

Participarás en esta nueva versión como director y productor. ¿Fue muy complejo llegar a este acuerdo?

La verdad no fue tan complejo, fue una condición que se puso en un principio al estudio. La concepción de la dirección en la industria venezolana o en el cine independiente es un poco diferente a la que se maneja en Hollywood, porque cuando una película de estudio se realiza, hay intereses para llegar a ciertas audiencias y el director tiene que ser un poco más accesible y trabajar en equipo con ejecutivos creativos que también pueden tomar decisiones. Cuando hice la primera película yo tenía cierto control sobre el proyecto, sin embargo creo que vamos a hacer un buen trabajo porque queremos mantener el espíritu de la película original, simplemente adaptada a Norteamérica. Ellos están muy fascinados con la película y por eso me están dando el derecho a dirigir, además de que Hollywood me ha demostrado, por el poco tiempo que he tenido acá, que siempre está en búsqueda de talentos para desarrollarlos e impulsarlos.

La casa del fin de los tiempos / Prensa Cameo

¿Alguna reconocida actriz que te gustaría que interpretara el papel de Dulce?

Aunque no hay nada concreto, soñaría con contar con una actriz como Charlize Theron o Sandra Bullock, pero primero tenemos que tener el guión y luego encargarnos de encontrar a la actriz principal. Todavía hay que esperar para saber quien tendría ese protagónico.

¿Cuál consideras que es el principal fuerte del cine venezolano en estos momentos?

Las películas que se están produciendo actualmente en Venezuela tienen diversas temáticas, géneros y están elaboradas para diferentes audiencias o festivales. Tal vez, para este tipo particular de películas, se tienen que pensar y seguir desarrollando historias que aborden temas con elementos innovadores. Esta película tiene el gran factor del género que es de suspenso y terror y por eso puede hacerse un remake, porque las producciones que hace Hollywood son para alcanzar audiencias masivas, siempre están buscando un contenido original, una historia de gran impacto que tal vez no se haya hecho antes. Siempre y cuando existan esos elementos dentro de una película venezolana, puede haber posibilidades de que un estudio de Hollywood se interese en volver a producir esa historia.

No obstante, el cine venezolano también ha tenido una fuerte caída respecto a años como 2013 y 2014. ¿Cómo ha afectado esta situación al medio y como crees que repercuta más adelante?

Si, eso obviamente es consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país y el cine tampoco se escapa. El presupuesto que te puede dar el CNAC ya no es el mismo y va a ser muy difícil contar con los mismos recursos de antes para poder hacer una película; eso ha limitado mucho la producción, justamente cuando veníamos creciendo. Las limitaciones nos obligan a ser creativos y a buscar otras fuentes de financiamiento, mirar hacia fuera, tanto a la industria en Hollywood como a programas de incentivos o a post producciones internacionales para conseguir los financiamientos y poder realizar la película.

Aparte de esta nueva versión, ¿adelantas algún nuevo trabajo?

En paralelo acabo de culminar el guión de mi próxima película que es una obra de acción y ciencia ficción, con elementos de tecnología dentro de un universo en decadencia. Por otro lado participé en un casting de directores para un proyecto aquí en Los Ángeles y, aunque no puedo dar mayores detalles, fui seleccionado para dirigir una película, la cual tiene un guión muy potente, una historia muy atractiva, llena de suspenso –más guiado hacia un thriller policial- y estoy muy emocionado porque es un buen guión. Cuando concrete el acuerdo haremos oficial esa noticia también.

La casa del fin de los tiempos / Prensa Cameo

¿Qué lecciones te ha dejado toda esta experiencia con La Casa del Fin de los Tiempos?

La lección simplemente ha sido creer en ti mismo. Siempre fui fiel a creer en mi proyecto; a veces es duro no contar con la receptividad en tu propia casa o dentro de los festivales nacionales. Son cosas que te golpean un poco fuerte pero siempre tienes que buscar tu centro. Me encargué de ir a los festivales más importantes del género fantástico; en la mayoría participamos y en algunos fuimos premiados, seguí persistiendo y la película siempre tuvo éxito con el público. El punto de llegar a Hollywood simboliza nuestro máximo recorrido, lo que me llena de mucho orgullo. Creer en uno mismo, en su proyecto y hacer lo mejor que uno pueda hacer fue lo que hice con esta película.

¿Cuál piensas que es el mayor reto del cine venezolano en el presente y como ves que se proyecta hacia el futuro?

Grandes directores han demostrado hacer historias encaminadas al éxito aunque se hayan enfrentado a dificultades por los temas económicos. Sin embargo, sé que cada productor y cada director va a tener la creatividad y la convicción de poder levantar sus proyectos. Desde ahorita puedo apostar que Desde Allá, la película de Lorenzo Vigas, puede ser seleccionada como mejor película extranjera a los Oscars. Hay que tener mayor presencia dentro de los mercados internacionales para que la gente conozca más nuestro cine con el cual todavía, a pesar del éxito de películas como La Casa del fin de los tiempos, Desde Allá, La distancia más larga o Azul y no tan Rosa, apenas nos estamos dando a conocer en la industria del cine global.

Redes Sociales  | Instagram |  Twitter |