GRUPO TENDENCIA

Astrid Carolina Herrera, ejemplo de entrega y constancia

Astrid Carolina Herrera, ejemplo de entrega y constancia

http://www.tendencia.com/2013/astrid-carolina-herrera/

Astrid Carolina Herrera, ejemplo de entrega y constancia

Perfiles

1 octubre, 2013
Perfil_Tendencia_Astrid_Carolina_Herrera

CAMACHO, Álvaro

La actuación nunca estuvo en los planes de Astrid Carolina Herrera, más bien, su encuentro fue algo fortuito. Completó siete semestres de psicología en la Universidad Central de Venezuela y un año en la escuela de derecho, pero fue durante un coctel, al que asistió cuando era Reina de la Academia Militar, que conoció a Osmel Sousa, el encuentro resultó en una invitación a participar en el Miss Venezuela que la llevaría a convertirse en la tercera venezolana en portar la corona del Miss Mundo en 1984. El título de belleza trajo consigo una serie de ofertas que llevarían a la joven caraqueña a la actuación.

El consejo de su madre para su debut como Estefanía Bertucci en Mi Amada Beatriz fue simple: “si te vas a dedicar a esto hazlo con el mayor profesionalismo y se la mejor”, y para una perfeccionista como Astrid esto significó hacer de cada papel una expuesta por la excelencia. Así tuvo su primer protagónico en Alma Mía, interpretó un personaje que debía hacerse pasar por hombre en La Loba Herida, se convirtió en La Perla en Amantes de Luna Llena y le dio vida a Altagracia del Toro, la asesina que mantuvo al país al borde de la silla en La Mujer de Judas, un personaje lúgubre que demandó una gran entrega y una preparación diferente a la de sus trabajos anteriores. El teatro la recibió con los brazos abiertos con obras como Divinas, cautivándola por su dinamismo e inmediatez que le permite disfrutar de conmover las emociones de la gente.

Admira a su mamá por su espíritu emprendedor, a sus hermanas por ser ejemplos de madre, a actrices como Doris Wells o Doña Amalia Pérez Díaz por su dedicación, y a la mujer venezolana, en general, por su fuerza y constancia. Forma parte de una gran familia -que son sus mejores fans y sus mayores críticos- y en su tiempo libre disfruta de compartir con sus sobrinos, del placer simple de “hacer nada” y ver películas sean caricaturas, comedias, thrillers policiales o de acción.

“El éxito es algo rico pero implica compromiso, una vez que lo obtienes la gente no permite que bajes la guardia”, el próximo paso en su carrera tiene poco que ver con devengar un sueldo y más con retarse para dar lo mejor de si y sorprender al público. Aspira a tener un programa de radio que le permita incentivar la buena ciudadanía, un papel en una novela con una buena producción y le gustaría aventurarse con una comedia romántica que le de otro aire al cine nacional, porque sueño tras casi tres décadas de carrera es seguir aprendiendo del mundo artístico. M.A

Twitter | Instagram