GRUPO TENDENCIA

Lourdes Peñaranda, arte con lenguaje propio

Lourdes Peñaranda, arte con lenguaje propio

http://www.tendencia.com/2008/lourdes-penaranda/

Lourdes Peñaranda, arte con lenguaje propio

Perfiles

1 octubre, 2008

DONDYK+RIGA

El arte, el paisajismo y la arquitectura se fusionan para dar vida a las reflexiones que Lourdes Peñaranda quiere expresar. Arquitecto de profesión, paisajista por maestría y artista plástico por gusto, esta marabina tiene al arte como una filosofía de vida. Entre una familia de abogados y jueces, desde pequeña se destacó por su habilidad para la pintura y sus inclinaciones innatas por el arte: “Soy la única de la familia que no eligió la rama del Derecho. Nadie entendía por qué ni de dónde salía esto, pero yo tenía esa pasión por las artes. Siempre estuve en concursos de dibujo en el colegio y al terminar el bachillerato comencé cursos de fotografías y pintura más serios”. Ante la ausencia de una escuela de arte en Maracaibo, la de Arquitectura de LUZ le abrió las puertas para que desahogara toda su creatividad en el papel: “Lo más cercano que vi al arte fue la arquitectura y realmente fue lo mejor que me pudo pasar, porque ella me abrió el panorama a un espectro más amplio. Al final me he manejado entre mis tres disciplinas favoritas”. En la escuela “Julio Árraga” aprendió tan bien las nociones básicas del arte que a los dieciocho años enviaba sus obras a exposiciones y a los pocos años ya su creatividad disfrutaba de la buena acogida del público y del alabo de la crítica. Sin embargo, un viaje a Estados Unidos para aventurarse al paisajismo en la escuela Rhode Island School of Design, marcó un antes y un después en el arte de Lourdes: “En la escuela de diseño aproveché todas las electivas para tomar cursos de arte. A partir de allí desarrollé mi arte conceptual. Regresé con ideas renovadas y experiencias nuevas que me hicieron replantear mi propuesta. Eso generó algo de shock al principio pero poco a poco se depuró hasta lo que hoy se define como mi arte”. Tras cinco años cursando un doctorado en España, Lourdes regresó nuevamente a su tierra natal para expresar su arte y compartir con sus alumnos de la escuela de Arquitectura de LUZ todas las vivencias que su fusión le ha regalado: “Ya no hay un medio, ya sea la pintura, fotografía o escultura, que determine el trabajo con el que se identifique mi trabajo. Mucha gente me pregunta: ¿pero tú qué eres, escultora, fotógrafa o pintora? Lo cierto es que mis ideas determinan por sí solas cómo se van a proyectar. Son mis reflexiones sobre la realidad que nos rodea y ellas mismas se convierten en arte”. A.B.