GRUPO TENDENCIA

Rosangélica Piscitelli, una apasionada por el modelaje

Rosangélica Piscitelli, una apasionada por el modelaje

http://www.tendencia.com/2017/rosangelica-piscitelli-una-apasionada-modelaje/

Rosangélica Piscitelli, una apasionada por el modelaje

Noticias

Las grandes pasarelas son su sueño

17 Abril, 2017

Gutiérrez, Ana

En el seno de una familia italiana nació Rosangélica Piscitelli. Sus padres, Antonio Piscitelli y Giuseppina Ferreri se convirtieron en el pilar de su vida como parte de su formación y quienes sembraron en ella la responsabilidad y el compromiso. Su hermana, Anabel, es para ella su mejor amiga.

Rosangélica se describe a sí misma como una persona extrovertida, cualidad que aprovechó para comenzar a incursionar en las artes, sobre todo en la danza, que fue su pasión desde pequeña. Era apenas una adolescente cuando tuvo la oportunidad de asistir a un casting que -sin saber- sería una de las puertas más importantes que se le abriría hasta ese momento.

Después de -casi- dos meses asistiendo a distintas grabaciones en las que bailaba, actuaba y cantaba, el equipo de producción de la serie juvenil “Somos tú y yo” dio la noticia que ella junto con el resto de chicos hacían parte del elenco de la que se convertiría un éxito hace una década.

Una anécdota de la infancia 

Tengo muchas. Fui demasiado extrovertida. Cada vez que había reuniones familiares me ponía a bailar. Yo creo que mi familia estaba aburrida, pero ellos me aplaudían como si estuviera perfecto. Yo paraba la reunión para que ellos vieran mi show.

¿Cómo fue el camino para llegar a Somos tú y yo?

Siempre he sido muy inquieta. Yo estaba en muchas actividades. Después que salía del colegio iba a la academia de baile.  A mí me encantaba porque pasaba muchísimo tiempo en actividades. Luego, salió un casting que supuestamente era de baile, pero cuando fuimos era de canto, de animación y de actuación. Quedé en ese primer casting y estuve dos meses. Unos tres días por semana nos ponían pruebas. Un día era cantar; otro, actuar y otro de animar. Hasta que vimos que siempre éramos los mismos 40 (participantes).

Hasta que el productor nos dijo: ustedes están viniendo siempre para acá porque son el nuevo elenco de la producción de Venevisión.

Instagram

¿Qué se sintió?

Fue súper emocionante porque ninguno nos lo podíamos creer. Nos dijo que iba a empezar a ver qué papeles nos iba a dar a cada uno. Estas fueron sus palabras: esta es una serie que va a ser pequeña. No va a durar mucho. Quiero que estén claros. De todas maneras, aunque sabemos que va a ser algo pequeño, hay que hacerlo bien. El primer capítulo fue un boom y a la semana nos extendieron el contrato. Ya no era una serie de dos meses, sino una anual, donde estuvimos tres años. Fue emocionante la receptividad del público.  La gente nos veía como ídolos. Después llegaron los conciertos, que fue la mejor experiencia del mundo haber llenado el Poliedro de Caracas.

Y llegar a Boomerang…

Nos vieron a nivel latinoamericano. Eso hizo que tuviéramos una segunda temporada, pero fue de muchos sacrificio porque, claro, yo como menor de edad, tenía que cumplir con el colegio. Tenía 14 años.

Después que terminaron esos cuatro años con Somos tú y yo, ¿cómo se abrieron las puertas?

Agarré un año libre. Entré a Somos tú y yo, no fui a mi graduación, no pude pasar tanto tiempo con mi familia, entonces lo que hice es que me agarré un año de un ‘break’. Salían cosas, que si animaciones por aquí, por allá, pero no quería compromisos grandes. Luego, entré a una agencia de modelaje en Caracas. Eso es lo que me ha gustado toda mi vida. O sea, Somos tú y yo fue como un golpe de suerte porque me gustaba y luego me encantó. Entré a la universidad a estudiar Odontología.

¿Cómo llegaste al Miss Venezuela? 

Después de Somos tú y yo, me rehusé a estar en el Miss Venezuela, a pesar que era lo que quería desde chiquita. Mi sueño de toda la vida. Me preocupaba qué iba a decir la gente después que había estado en Somos tú y yo.  Era lo mismo que dijeron luego, pero ya estaba preparada para todo lo que era manejar en las sociales y etcétera. Pero, luego di un cambio de mente total. Me levanté al otro día y dije “quiero ir al Miss Venezuela”. 

¿Cómo fue el proceso con las otras chicas que ya conocían que eras famosas?

Me dijeron “si tú quieres participar en el Miss Venezuela, tienes que participar en el Miss Miranda como todas las demás chicas. Compitiendo como las demás”.  Al final, se dieron cuenta que todas teníamos la misma preparación, que no había favoritismos. 

Una vez dentro, ¿cuáles eran tus expectativas del concurso, además de ganar?

Aprendizaje. Lo más importante es aprender. Empiezas a conocer a muchísima gente. No solo aprendes del Miss Venezuela, sino también de las chicas, porque tú al ver los defectos de los demás ves los tuyos y los puedes corregir.

¿Vas al Miss International?

¡Ojalá! No tengo información todavía. Sé que se  filtraron fotos, pero no ha sido nada oficial. Nos están preparando a todas por igual, que si en maquillaje, estilismo, aprender a hablar inglés y cumpliendo con compromisos que tenemos con la Quinta (del Miss Venezuela) para estar preparadas para el momento en que nos llamen.

¿Qué otros planes tienes?

Retomar mi carrera y seguir adelante con el modelaje.  En mis planes está seguir haciendo lo que me gusta.

Instagram

¿Como modelo hasta dónde quieres llegar?

¡Hasta el cielo! (risas) Un poco de todo. En Venezuela me han apoyado muchísimo las marcas nacionales, pero si me sale alguna oportunidad internacional, ¿por qué no dejar el nombre de mi país en alto?

¿A quién admiras del mundo del modelaje?

A Gisele Bundchen, que me parece una mujer increíble al igual que Alessandra Ambrosio. Son mis dos top. El camino que me gustaría recorrer

¿Qué pasarelas te gustaría pisar?

Pues, todas. Es que son tan diferentes. Jean Paul Gaultier es tan diferente a Dolce y Gabbana, pero, bueno, poco a poco.

¿Cómo te defines como Rosangélica Piscitelli? 

Muy divertida. Me gusta salir a bailar, a divertirme. Tengo mucho compromiso. Carismática, feliz, pero con un carácter difícil. Me gusta que las cosas se hagan bien. Soy muy correcta. Me vas a ver siempre feliz, pero cuando me veas molesta estaré muy molesta.

¿En qué planes estás trabajando? 

Acabo de terminar mi última campaña. Ojalá llegue al Miss International. Estoy trabajando muchísimo.

¿Qué esperas de Venezuela en medio de la situación que atraviesa?

Venezuela está pasando por una situación muy difícil. Espero que haya muchísima paz, que logremos entendernos. Necesitamos tolerancia, porque esta violencia no nos va a llevar a nada.

¿Qué es más difícil pedir perdón o pedir permiso?

Pedir perdón. Permiso se le puede pedir a cualquiera, pero pedir perdón es a alguien que le hiciste daño. Aparte de la vergüenza de ver a esa persona para pedirle perdón, sea quien sea.