GRUPO TENDENCIA

Lugares imperdibles en Aruba

Lugares imperdibles en Aruba

http://www.tendencia.com/2017/lugares-imperdibles-aruba/

Lugares imperdibles en Aruba

Noticias

La isla caribeña ubicada a tan solo media hora de vuelo desde Venezuela pareciera tenerlo todo: playas de arena resplandeciente y mar azul, atractivos naturales, centros comerciales para comprar, restaurantes que van desde los más sencillos hasta los más lujosos, discotecas para quienes les gusta la fiesta y muchos espacios que gritan por donde se mire diversión.

5 junio, 2017

VELÁZQUEZ, Raymar

Probablemente no hay lugar en este lado del continente que haga más feliz al visitante. No en vano, sus habitantes enarbolan orgullosos ese eslogan por todas partes. La verdad es que Aruba ofrece un abanico muy extenso de actividades por hacer y tiene un buen número de lugares para conocer. Sin embargo, existen unos cuántos sitios que deben formar parte obligatoria del itinerario, por divertidos, por afianzar las costumbres de un suelo o por ofrecer lo mejor de sus sabores.

La comida: de lo más autóctono a lo más formal
Escoger comer en Aruba es pararse frente a una gama de extensas posibilidades que van desde platos comunes, que pueden encontrarse en otros lugares de América, pasando por la gastronomía típica, hasta llegar a restaurantes dignos de reconocimiento mundial. Hay dos locales que rozan ambos extremos y que forman parte de ese recorrido que hay que hacer en esta tierra. El Zeerover es simplemente un puerto de pescadores ubicado en el distrito de Savaneta, el lugar donde Erick Bislick vio posibilidades de crear un negocio alterno al de la pesca. Allí instaló unas cuantas mesas con vista al mar, colocó una rockola con más de 2.000 temas musicales y habilitó una cocina al aire libre. El comensal llega aquí y pregunta por el pescado del día, ese que trajeron las embarcaciones, lo combina con camarones que siempre forman parte del menú y allí mismo se fríen ambos, se adornan con plátanos y papas también fritas, pan bati (pan local) y una ensalada de cebolla. Se come con la mano, se toma cerveza y se disfruta de ver a propios y extraños juntos en un mismo lugar. Del otro extremo del glamour se encuentra Papiamento, un restaurante instalado en una casa de construcción holandesa que data de 1930, con una gran piscina que sirve de escenario para la mayoría de las mesas que conforman el lugar. Todo está adornado con pequeñas luces y románticas velas. Dicen que este es lugar favorito de Máxima y Guillermo, los reyes de Holanda, cada vez que vienen de visita. En Papiamento se comen exquisitos platos del mar que afianzan el Caribe en el paladar. La langosta asada sobre piedra volcánica es una de sus preparaciones insignes.

La tradición del carnaval
El momento cultural es su Carnaval, que representa toda la alegría y el sabor que caracteriza sus calles y su gente. Por eso el gobierno local decidió revivirlo cada jueves para que los turistas tuvieran la oportunidad de sentir esta fiesta en cualquier época del año. León Beréneos es el encargado desde el año 2011 de recrear en la calle principal de San Nicolás, segunda ciudad más importante del país, el grito de Carnaval. Se monta en este lugar una tarima central donde grupos locales hacen presentaciones musicales en un lapso de cuatro horas. En cada acera se instalan vendedores ambulantes que ofrecen recuerdos en forma de artesanías y al final de la vía varios tarantines presentan una muestra de los sabores arubianos; empanaditas de coco y chorizos con papa se venden por doquier en este momento. Del otro lado del barrio, la comparsa se prepara a las puertas de Charlies Bar, el local nocturno más antiguo de la isla; todos brindan con Aruba Ariba (bebida típica) y esperan a que León dé la señal de arrancar con el espectáculo que clausura la jornada, un desfile lleno de trajes brillantes, baile, sonido de tambores, pitos y muchas sonrisas que corona la actividad que revive de manera casi perfecta el eslogan que se aprecia en forma diminuta en cada placa de los vehículos que circulan por Aruba.

Para sentir el mar
Es usual escuchar que lo primero que hay que visitar en materia de playas en este suelo es la costa de Eagle Beach, espacio de arena blanca, agua transparente, bellos toldos y actividades acuáticas. Pero esta no es la única forma de disfrutar el mar arubiano, existen otras tres muy interesantes. El Atlantis Submarine es de las atracciones más visitadas en Oranjestad, la capital de la nación, pues permite sumergirse 35 metros bajo las profundidades de la isla para ver parte de su fauna marina y vivir la experiencia de abordar un submarino. Los catamaranes, por el contrario, ofrecen aventura llevada por el viento y velas. Los pasajeros suben a una embarcación en la mañana, donde tienen comidas y bebidas durante todo el viaje, pueden realizar snorkel o simplemente apreciar el paseo. Por último, tener toda una diminuta isla a los pies es uno de los mejores planes que se pueden hacer aquí. Palm Island es un parque privado que tiene en sus instalaciones restaurantes, toboganes, piscinas, centros de masajes y una actividad que no se podrá encontrar en otro lugar de Aruba, el Sea Trek, una caminata submarina que se realiza a unos 20 pies bajo la superficie, donde se puede alimentar peces y tomarse fotografías de tan inusual experiencia.