GRUPO TENDENCIA

Los supercívicos, comedia viral al servicio de la ciudad

Los supercívicos, comedia viral al servicio de la ciudad

http://www.tendencia.com/2016/los-supercivicos/

Los supercívicos, comedia viral al servicio de la ciudad

Revista

A Arturo Hernández lo han empujado, golpeado y hasta se lo ha llevado la patrulla muchas veces, pero no precisamente por violar la ley, si no por defenderla. Antes de convertirse en “Comandante”, este activista del civismo y comediante era uno de los conductores-VJs estrellas de MTV durante los 90, donde se ganó el reconocimiento del público.

7 julio, 2016
Tendencia_82_Especial_de_Medios_Comandante_Hernandez_1

Cortesía Los Supercívicos

Por Blanca Vanessa Núñez (@blanquisisima)

Algunos años pasaron cuando Arturo regresó a México en un momento muy interesante para la producción audiovisual y el cine mexicano, así que empezó a dirigir su propia productora de contenidos y tuvo algunas apariciones en televisión, pero fue hasta el 2006 cuando hizo un piloto de una cápsula llamada Los supercívicos y la vendió a Tv Azteca.

Los supercívicos son un grupo de personas que exhiben y denuncian, con humor e ingenio, a la gente que no respeta la ley. Este movimiento inició con la filmación de acontecimientos y quejas ciudadanas para cambiar, con pequeñas acciones, a la Ciudad de México.

El problema comenzó cuando las cápsulas empezaron a molestar a algunos poderosos. Los canales tradicionales suelen manejar intereses privados y públicos, ya que el 60% de su presupuesto viene del Estado. Muchas veces el contenido, en donde se recalcaban faltas no solo ciudadanas sino también institucionales, era censurado, razón por la cual el programa no pudo seguir transmitiéndose en TV Azteca y tuvo que saltar años después a una plataforma mucho más libertaria y pública: las redes sociales.

Arturo es el “Comandante Hernández” y forma parte de los cuatro supercívicos que patrullan la Ciudad de México, teniendo como armas disfraces, utilería, mucha creatividad y humor.

Al exconductor de MTV lo conocí cuando yo misma invoqué a Los supercívicos con un tuit para que me ayudaran a denunciar el caso de un perro atrapado en el maletero de un carro. Además de ver el final feliz del can, viví más de cerca la increíble labor del Comandante Hernández. Por eso me animé a realizarle esta entrevista, para que más personas conozcan y puedan unirse a este movimiento supercívico que tanto bien le ha estado haciendo a la capital mexicana.

Cortesía Los Supercívicos

¿Qué se siente ser un supercívico?

Tener la certeza de que estás haciendo las cosas bien es muy gratificante, que la gente reconozca el trabajo y muy diferente a cuando estaba MTV. Cuando el obrero, la señora de la casa, el taxista o la gente en la calle dice: “Felicidades por tu labor”, se siente el significado de trabajar por la comunidad, que de alguna manera no nos vamos de este plano sin aportar nada. Además es un logro que tiene que ver con la perseverancia. Pudimos haber tirado la toalla en el 2006 cuando se hizo por primera vez y salió del aire, pero ahora ver lo que ha crecido el proyecto y el impacto que ha tenido en México es muy gratificante.

¿Cuántos seguidores tienen Los supercívicos?

Lo bueno del internet es que mientras en la televisión el asunto de la audiencia es un poco hipotético con las estadísticas, con el internet es más puntual y más fácil de cuantificar. El fuerte de Los supercívicos es el Facebook porque es un formato que genera muchos comentarios, el video y su tema se vuelven como un debate allá adentro, cosa que no se logra en YouTube.

Entre Facebook, Twitter y YouTube cualquier publicación de Los supercívicos logra 1 millón de vistas seguras. Algunos casos, gracias a que la gente comparte la publicación, han logrado conseguir hasta 90 millones de vistas provenientes de todos lados del mundo, como el video en donde nos disfrazamos de Jesucristo para subirnos al metro y “curar” a los que “no pueden caminar”; es decir, a la gente que estaba ocupando el asiento reservado para personas de la tercera edad y mujeres embarazadas. En ese sketch les tiraba agua bendita y les decía: “Ya puedes caminar, hermano”.

¿Cuáles serían las denuncias más trascendentales que han hecho?

La de Jesucristo en el metro es una de las más vistas internacionalmente, pero otra que tuvo un gran impacto en la ciudad es una denuncia en donde retiramos la propaganda electoral que ilegalmente estaba colgada en postes y lugares prohibidos. Esta tuvo mas de 15 millones de vistas en México solamente.

Otra muy significativa es la del Corredor Cultural Chapultepec, una iniciativa del Gobierno de la Ciudad de México en donde se pretendía levantar la construcción de un parque elevado que afectaría significativamente a los vecinos de la zona, debido a que se convertiría en un área comercial, en donde el impacto urbano no estaba presentado con claridad. Los supercívicos, con ayuda de unos amigos, hicimos un sketch en donde se descubría la transa del Gobierno y, luego de una consulta pública, finalmente se detuvo la obra.

Recientemente, la lamentable destrucción del Manglar de Tajamar en Cancún tuvo un eco muy fuerte. Junto a Greenpeace y Chance.org estamos exigiendo que se tomen en cuenta las más de 150 mil firmas de personas que le piden a la COP 13 (Convención sobre la Diversidad Biológica de la ONU) que retiren a México como sede de este evento, debido a que no merece ser el anfitrión en un evento de esta envergadura. Unas publicaciones reflejan muchas vistas y otras la capacidad de cambio que finalmente son las que nos dan más orgullo.

Cortesía Los Supercívicos

“Para lograr el empoderamiento ciudadano hay que no perder el espíritu. Los gobiernos y los poderosos apuestan a que lo pierdas. Si lo pierdes, ya te chingaste” Fotografía: Cortesía Los Supercívicos

¿Qué consejos le darías a los que nos leen sobre el empoderamiento ciudadano?

No perder el espíritu. Los gobiernos y los poderosos apuestan a que lo pierdas. Si pierdes el espíritu, ya te chingaste. Tenemos que dejar de quejarnos, aunque estemos mal, tenemos que empezar a pensar en cómo solucionar las cosas por nosotros mismos. Es súper importante estar conectados a través de las redes sociales, dejar de quejarnos y hacer el cambio nosotros.

Ser partícipe de lograr cambios era la mentalidad que seguramente tenían las personas del renacimiento o de la revolución industrial. Tenemos que romper ese paradigma como latinos de que los gobiernos nos vean la cara de… Y solo con la participación ciudadana y el apoyo en comunidad podríamos mejorar la ciudad que tenemos. Llegó el momento de usar las redes sociales como espacio para poder llegarle a la gente, y con humor se pueden despertar conciencias, es un perfecto conductor de mensajes y sobretodo en México que nos encanta cagarnos de la risa.

Arturo Hernández: Twitter

Los supercívicos: Twitter | Facebook | YouTube