GRUPO TENDENCIA

Alejandra Gibert: “La cocina es un modo de expresión, el que más amo y disfruto”

Alejandra Gibert: “La cocina es un modo de expresión, el que más amo y disfruto”

http://www.tendencia.com/2016/alejandra-gibert/

Alejandra Gibert: “La cocina es un modo de expresión, el que más amo y disfruto”

Entrevistas

6 julio, 2016

SIFONTES, Rafael

El movimiento gastronómico del país ha aumentado significativamente en los últimos años, dando paso a nuevas generaciones de cocineros y con ellos, a nuevas propuestas gastronómicas que enriquecen la cultura del venezolano.

Mérida se muestra como una de las principales ciudades venezolanas con una amplia gama de sabores y texturas en el mundo de la cocina. Cuna de agricultores con un clima ideal, la región andina ha visto surgir durante los últimos años a cocineros que emplean las cosechas locales como sus ingredientes principales. Eventos como Mérida Gastronómica han juntado a los medios y al mundo gastronómico, convirtiéndose en la ventada de nuevos talentos, como es el caso de Alejandra Gibert.

Luego de estudiar en la escuela Hoffman en España, volvió a Venezuela con su esposo hace cuatro años para abrir Praprá. Este proyecto que se consolidó en muy pocos meses fue diseñado por Alejandra, debido a que, además de ser chef, es arquitecto.

Visitar Praprá es vivir una experiencia multisensorial. Es un bar en el que puedes observar arte y un restaurante que celebra lo más selecto del jazz. Hoy su chef nos cuenta cómo ha sido su experiencia en el mundo gastronómico, cómo la cocina siempre ha formado parte de su vida y la importancia de la mesa como papel fundamental para el compartir familiar.

¿La cocina siempre ha formado parte de tu vida?
Sí, desde pequeña. La mesa es un sitio sumamente importante porque es de compartir, de familia. Desde que tengo memoria me recuerdo en la cocina haciendo cualquier invento.

SIFONTES, Rafael

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a los gastronómico?
Mis padres me dieron la oportunidad de estudiar un máster donde quisiera y fue cuando viaje a España para hacer mi máster de arquitectura que decidí, y les comenté, que quería hacer mis estudios de cocina profesionalmente. Porque siempre está lo que uno aprende de la familia pero yo quería algo más formal. Estudié en la escuela Hoffman de Barcelona por un año y fue una experiencia maravillosa. Luego al volver a Venezuela por un proyecto de arquitectura que no se dio, nació la idea de emprender en nuestro negocio. Mi esposo quería un bar, a mí siempre me fascino la idea de un restaurante y en cuestión de cuatro o cinco meses ya teníamos Praprá.

¿Cómo defines tu propuesta gastronómica?
Mi propuesta son los sabores de mi vida. Mi cocina es muy ecléctica, también tiene los sabores de mis viajes y mis aprendizajes. Es una biblioteca de sabores que he adquirido a lo largo de mi vida y es una cocina de mercado, fresca, de lo del día.

¿Qué has aprendido de emprender en Venezuela?
Nuestro restaurante ha sido una experiencia muy enriquecedora. Estos cuatro años han sido fabulosos, haber tenido la oportunidad de hacer Praprá en Mérida y mantener ese contacto tan directo con el productor me ha permitido conocer a mucha gente maravillosa, productores y cocineros de los que he aprendido mucho. Venezuela tiene cosas increíbles y creo que eso es algo que me ha enriquecido enormemente a lo largo de cuatro años de trabajo.

¿Qué es lo que más cuidas a la hora de crear un nuevo platillo?
El sabor, porque no consigo un plato que sea estéticamente perfecto y no sea sabroso. Si tengo un ingrediente estrella trato de no sobrecargarlo con otros sabores y siempre trabajarlo con la mejor técnica y darle el protagonismo que merece. En ese sentido mi cocina es muy purista.

¿Cuál es tu plato preferido?
La pasta. Podría vivir de pasta y de pizza.

SIFONTES, Rafael

¿A quién admiras en el mundo gastronómico y por qué?
Indudablemente a Carlos García del Restaurant Alto en Caracas. Para mí es un ejemplo tanto profesional como personal y es una persona a la que admiro muchísimo. Tuve una experiencia maravillosa trabajando con su equipo.

¿Qué te llevo a cerrar Praprá por un año?
Fue una decisión que tomamos para seguir en la búsqueda de conocimientos, de seguir creciendo para regresar renovados con nuevas ideas, nuevas técnicas y nuevos sabores. Nos estamos dando esta oportunidad de ir a España e Italia para empaparnos de conocimientos y ver de dónde vienen los productos directamente y aprender a trabajarlos. Conocer más para poder aportar más.

¿Cuáles son tus planes a futuro?
No me cierro a ampliar Praprá a otras ciudades del país. Pongo todo en manos de Dios.

¿Qué es la cocina para ti?
Lo que más amo hacer y lo que más disfruto. Es un momento para expresar mi creatividad, mis emociones y sentimientos. Es un modo de expresión.

Su consejo para futuras generaciones: Mucho amor y pasión por la cocina, mucha disciplina y constancia para construir las bases del éxito. Y siempre la formación, nunca dejar de estar actualizado.

La cocina creativa de Alejandra Gibert volverá a Mérida en 2017.

Para conocer más de su propuesta: Instagram de Praprá | Instagram de Alejandra Gibert