GRUPO TENDENCIA

Jesús Adrianza, la óptica de un soñador

Jesús Adrianza, la óptica de un soñador

http://www.tendencia.com/2014/jesus-adrianza/

Jesús Adrianza, la óptica de un soñador

Perfiles

1 julio, 2014
*ADRIANZA*, Jesús

ADRIANZA, Jesús

Para Jesús Adrianza todo se resume en imágenes y mucha luz. Ha sido así desde que sus ojos comenzaron a escudriñar todo cuanto le rodeaba: las formas, los colores y los matices. Para él, sencillamente, no hay otra forma de vivir. Así que no sorprende que esa pasión se terminara por convertir en su profesión.

Desde pequeño sabía que su vida estaría relacionada a un escenario y a una cámara. Pero le tomó tiempo descubrir que no estaría delante de ella. Siempre le fascinó la música y aunque no se dedicó a ello, fue este primer amor lo que le acercó al oficio de contar historias que acompañan canciones.

Estudió Comunicación Social en la Universidad Rafael Belloso Chacín y ya en el campo universitario se destacaba por sus trabajos audiovisuales. Así que rápidamente se dedicó a la fotografía de eventos y a la grabación de vídeos corporativos. Pero fue en el medio musical donde Jesús encontró ese espacio que tanto buscaba. Durante su trayectoria el joven zuliano ha dirigido la producción de vídeos musicales tanto de artistas regionales como internacionales, entre ellos, se destacan los que hizo con Los Aviadores y Eddy Herrera, Jorge Luis Chacín, Mermelada Bunch y otros . Todos los concibió como una forma de retarse a sí mismo. Y eso lo puede certificar cualquiera que conozca a Jesús, pues para él todo proyecto es perfecto para investigar, crecer y proponerse nuevos objetivos.

Sus días básicamente se tratan de eso, pero cuando quiere agarrar aire, buscar inspiración o pararse a disfrutar, para Jesús no hay lugar más seguro que la compañía de Sebastián, su niño de cuatro años, y el de su esposa. Dice que ellos son su aliciente para seguir de pie, para ponerse metas cada vez más altas y para superar cualquier adversidad, incluso sus propios miedos.

Cuando Jesús mira hacia atrás en su rostro se asoma una ligera sonrisa y, justo en ese momento, se da cuenta que los esfuerzos y las largas horas de grabación y estudio han valido la pena. Sin embargo, rápidamente recuerda que aún le falta mucho por alcanzar, que aún debe intentarlo una vez más, que debe apuntar más alto y seguir soñando. Y en cuanto a sueños tiene uno bien claro: ganar el Grammy. Mientras lo logra, pone todo en su empeño en dar a conocer su trabajo, en buscar horizontes que le permitan especializarse aún más y, por supuesto, poner en alto el nombre de Venezuela.

También aspira un día alcanzar el cine. Sabe que eso sería un gran paso, pero no apresura los tiempos. Dice que los años le han permitido aprender que cuando te esmeras en hacer las cosas bien y brindar buena energía, todo fluye en el momento preciso. L.A.

Instagram