GRUPO TENDENCIA

Jaime Verdaguer, el recuerdo latente de Zapato 3

Jaime Verdaguer, el recuerdo latente de Zapato 3

http://www.tendencia.com/2012/jaime-verdaguer/

Jaime Verdaguer, el recuerdo latente de Zapato 3

Perfiles

1 mayo, 2012
*MAXIMOWITSCH*, Misha

MAXIMOWITSCH, Misha

Entre el vino que comparte con su novia y las horas de juegos con su hijo, no es de extrañar que llenarse de la emoción de escuchar bandas en vivo, aún forme parte de las costumbres inmutables de Jaime Verdaguer. Cuando niño, fueron las melodías que escuchaba junto a su padre las que motivaron su acercamiento a la música. Los Beatles, los Rolling Stones, Nino Bravo y Nicola Di Bari movieron su inquietud de tocar piano a los siete años. Desde allí, la historia es larga pero triunfante. Conoció al bajista Fernando Batoni cuando ya Zapato 3 existía. Para ese entonces, Jaime apenas tenía quince años y ya era tecladista. Nuevas influencias como The Cure, Depeche Mode, Radiohead, Blur y los argentinos Fito Páez, Charly García y Soda Stereo se grababan en su estilo. Mientras la agrupación se transformaba y surgía la colaboración creativa, Jaime seguía grabando discos con la banda que integraba para aquel entonces, Radio Clip. Fue en 1992 cuando sus composiciones, generalmente hechas en acordes menores, se integraron definitivamente a una de las agrupaciones de rock venezolano más emblemáticas de la década de los noventa, participando en la grabación del álbum Separación. Los gritos enardecidos de los fanáticos, entrar y salir de todas partes rodeados de seguridad fue una experiencia completamente nueva y tuvo en él un fuerte impacto. A pesar de que la formación estaba consolidada, en la nueva búsqueda de un sonido más tecnológico, el aporte de Jaime fue trascendental. A partir de aquella época que timbraba en los oídos del país, junto a Zapato 3, tomó rumbo hacia la cúspide. Pensando menos en las dificultades y más en el trabajo y la superación, la agrupación fue ejemplo del credo de Jaime que profesa que el verdadero talento, la perseverancia y quizá algo de suerte, son camino inequívoco hacia el éxito. Su optimismo contrastante con los sonidos que crea al indagar en el dolor, participó en la trayectoria de la célebre banda hasta su disolución en el 2000. Pero el trabajo no se detuvo para Jaime, quien luego se enfiló en la formación de Solares para la exploración de un sonido nuevo junto a los hermanos Segura, participando en 2008 en la placa Cruel (Instinto de Morder). Sin embargo, para él, la cumbre de su carrera es en la época actual, la gira La Última Cruzada, que marca el reencuentro de Zapato 3 y la vuelta a la vida de temas que se imprimieron para siempre en la historia del rock venezolano. M.O.

Twitter | Instagram