GRUPO TENDENCIA

Marilyn Osorio, arrollando estereotipos

Marilyn Osorio, arrollando estereotipos

http://www.tendencia.com/2011/marilyn-osorio/

Marilyn Osorio, arrollando estereotipos

Perfiles

1 octubre, 2011

DONDYK+RIGA

La ruta de carros por puesto de Bella Vista empieza en una parada en la calle principal de Santa Rosa de Tierra, continúa atravesando el sector Altos de Jalisco y de ahí sigue hasta la avenida que le da nombre, en adelante todo es un mismo recorrido en línea recta, parando cada cierto tiempo para dejar o recoger pasajeros o esquivar algún carro mal estacionado, hasta el centro de la ciudad y de vuelta. En eso consiste la rutina diaria de Marilyn Osorio, madre de tres hijos y chofer de tránsito desde hace diez años. Su día comienza a las cinco y treinta de la mañana, abordando el Chevrolet Caprice del 77 de su propiedad y transitando las calles hasta las once, cuando el sol de la ciudad se vuelve insoportable y decide tomar un descanso por algunas horas, o dependiendo cómo haya estado de ocupado el día, estacionar su carro hasta la mañana siguiente. “No lo disfruto, pero es un trabajo que tengo que hacer” dice, mientras relata que tras un divorcio, debió buscar una fuente de ingresos para cuidar de su familia y a falta de mejores oportunidades se decidió por tomar el volante. “Cuando empecé salía de la parada y agarraba cinco pasajeros, de ahí en adelante ningún otro porque no me sabía defender, iba detrás de otro carro y si él se paraba yo lo hacía también”, cuenta entre risas, “hasta que un día un muchacho se fijó y me ayudó, me enseñó a cambiar de canal, a estar pilas y tener todos los sentidos alerta, dentro y fuera del carro”. Claramente el trabajo no es fácil, el tráfico en Maracaibo puede volverse caótico y a ello se le suma su calor característico, algo que ella resalta como lo más fuerte después de la inseguridad, pero a pesar de todo, Marilyn es una de las dos mujeres trabajando como choferes en esta línea, demostrando que aunque sea popularmente conocido como un trabajo de hombres, “una mujer también se puede desempeñar en esto”. Cuenta que no es la profesión ideal, pero el ingreso diario es suficiente para afrontar sus gastos y la principal razón por la que se ha mantenido trabajando; mas la falta de beneficios es un gran obstáculo, no solo para ella sino para los demás conductores, quienes cuentan únicamente con la ayuda provista por la Cooperativa de Bella Vista en cuanto a servicios médicos, odontológicos y funerarios, pero deben cubrir por sí mismos cualquier gasto extra referente a sus vehículos. Sin embargo, Marilyn es una persona optimista, quien a pesar de las dificultades no deja de mirar para adelante con mucha calma, exclamando siempre que “todo tiene sus pro y sus contra” y trabajando por alcanzar su principal meta: una casa propia para ella y su familia. M.P.