GRUPO TENDENCIA

Jesús Inciarte, el mejor amigo de los animales

Jesús Inciarte, el mejor amigo de los animales

http://www.tendencia.com/2009/jesus-inciarte/

Jesús Inciarte, el mejor amigo de los animales

Perfiles

1 mayo, 2009

DONDYK+RIGA

Cientos de pacientes sanados por su vocación y familias agradecidas de por vida, es el saldo del doctor Jesús Inciarte tras once años de servicio al frente del Hospital Veterinario Delicias Norte. Quien lo conoce sabe que otra cifra de la que se siente orgulloso son los nueve perros y un gato, cuyo saludable aspecto dista mucho de su origen callejero, que adoptó como mascotas a falta de un dueño tan dedicado como él. Las modernas instalaciones en las que hoy trabaja este reconocido hospital son el resultado de una visión que vislumbró cuando apenas era un estudiante de la carrera de Medicina Veterinaria en La Universidad del Zulia, que alternaba sus estudios trabajando como asistente en el departamento de prensa de la Policía Regional: “Allí cubría los sucesos que ocurrían durante sus guardias de noche. Me gustaba el periodismo pero me gustaba muchísimo más la veterinaria. Desde muy joven ya pensaba en un negocio propio y como siempre me gustaron los animales hacia ello me guié. No era un estudiante de veintes pero en veterinaria me esforzaba. Mi tío me ofreció una casa en calidad de préstamo cuando ya estaba en el último semestre de la carrera, así que primero tuve la veterinaria antes de graduarme. Al recibir el título seguí en la policía pero como médico veterinario de los perros antidrogas para mantener en parte al hospital”. Pese a que todo comienzo es difícil, la constancia con el tiempo paga los esfuerzos de aquella época en que empezó desde cero. Hoy en día el Hospital Veterinario es una referencia en la ciudad, sin embargo, el doctor Inciarte no olvida sus inicios, cuando muy pocos la conocían: “Para lograr el éxito tuve mucha ayuda de mi familia y de personas como Anri Villalobos, uno de los profesores más brillantes de LUZ, quien se jubiló y lo traje a trabajar conmigo. Era de esos maestros que aterraba verlo, era un filtro en la carrera y ahora es mi compañero de trabajo. Eso es lo mejor del Hospital, que en un mismo lugar puedo reunir a gente tan talentosa y que comparte conmigo su amor por los animales. Es como una combinación de personas que se preocupan y que se enorgullecen como yo cuando un animal llega enfermo, que tiene tras de sí a toda una familia preocupada por su salud, y que por nuestros cuidados logra salvarse. Es un gran honor colaborar de esa manera”. A.B.