GRUPO TENDENCIA

Eugenio García, madera de arquitecto

Eugenio García, madera de arquitecto

http://www.tendencia.com/2008/eugenio-garcia/

Eugenio García, madera de arquitecto

Perfiles

1 diciembre, 2008

DONDYK+RIGA

El Maracaibo de antaño idealizado en la inolvidable Calle Vieja del Centro Comercial Costa Verde tiene autor: Eugenio García y su equipo GMMO Estudio de Arquitectura. Ellos fueron los creadores de ese mundo que tan buenos recuerdos inspira en los marabinos de veinticinco años en adelante. Su trabajo perdura en el antiguo Club Creole, su obra más reconocida en la ciudad, que a partir de los ochenta se vistió de madera. El anhelo de Eugenio por dar vida a sus ideas no esperó a recibir su título de arquitecto. Mientras cursaba el tercer año de carrera en LUZ creó junto a tres colegas el Estudio 4, posteriormente bautizado como García, Meléndez, Montiel y Oteiza: “Teníamos veinte años. La oficina era el garaje de mi casa, un espacio que mi mamá amablemente nos cedió. Antes de graduarnos ya habíamos hecho casas en Los Olivos y diseñado otras más. Bajo la firma GMMO hicimos todo tipo de proyectos durante los ochenta, nuestra década más fructífera. Tanto Calle Vieja como el club fueron verdaderos retos. Me hice socio del Creole en ese momento porque ya era hora de buscar entretenimiento para la familia y si el club iba a quedar como a mí me gustaba, aún más”. Fiel a su alma máter, permaneció en LUZ después de egresado, como profesor de la electiva Edificios de Altura: “Siempre me llamaron la atención los rascacielos. Durante mi formación estuve en Canadá observando a una empresa que los construía. Llegué a ver en Chicago la inauguración de la Torre Sears, la más alta del mundo para la época. Al regresar, esa experiencia me sirvió para instituir la materia y compartir lo aprendido”. Ver con sus propios ojos la arquitectura del mundo ha sido enriquecedor para este profesional: “Apenas presenté mi tesis emprendí un viaje donde conocí Grecia, Roma, Londres; ver tanta arquitectura antigua y contemporánea me inyectaba nuevas ideas. También viajé por Suramérica, sin embargo, a Venezuela la tengo pendiente”. Mientras sus compañeros en GMMO se dedicaron a la vida académica, Eugenio partió en 1991 hacia la Universidad de Florida para hacer una maestría en Construcción de Edificios. El nuevo reto le proporcionó la formación para incursionar en el mercado norteamericano: “Desde el 2003 vive entre Estados Unidos y Venezuela. Nunca había diseñado tanto como estando allá. Por fortuna alcancé mi meta de vivir de la arquitectura, eso fue lo que soñé desde el principio”. A.B.