GRUPO TENDENCIA

Tanger Mendonca, en el recuerdo del Unión Atlético Maracaibo

Tanger Mendonca, en el recuerdo del Unión Atlético Maracaibo

http://www.tendencia.com/2007/tanger-mendonca/

Tanger Mendonca, en el recuerdo del Unión Atlético Maracaibo

Perfiles

1 mayo, 2007

GONZÁLEZ,Dixon

Este futbolista brasilero, nacido en Rio de Janeiro, prueba con su vida que Maracaibo es una ciudad que atrapa corazones. Sólo así puede explicar Tanger Mendonca por qué se nacionalizó venezolano y por qué vivió durante tantos años en esta ciudad: “Me encantó el sol, las arepas, la gente. Tengo el honor de haber nacido en un país tan bello como Brasil y ser ciudadano de otro tan hermoso como Venezuela”.

Tanger Mendonca era mediocampista del Clube de Regatas do Flamengo de Brasil y con ellos llegó a participar en torneos importantes como la Copa Toyota Libertadores. Pero el equipo de la Universidad de los Andes lo invitó a ingresar a sus filas, lo que lo trajo a Venezuela por primera vez en el año 1978. Dos años más tarde, la patria lo llamó de vuelta, donde jugó una temporada con el Clube de Belem do Pará y posteriormente con el Flamengo. Pero en 1983 Venezuela reclamó su presencia: “ULA Mérida me compró, futbolísticamente hablando. El equipo no era muy destacado en aquella época, pero me ofrecieron una buena paga y además la oportunidad de formarme académicamente en Educación Física. La sopresa es que en el año de mi ingreso ULA resultó campeón, con Iván García como coach”.

Pero cuando el Tiburón –como se le apodaba a García– fue llamado para liderar a los Petroleros del Zulia, Tanger le siguió los pasos. De allí pasó al Maracaibo Football Club y finalmente se perfiló como asistente técnico del Unión Atlético Maracaibo en el 2004, iniciando una etapa profesional más madura dentro del coaching.

Actualmente, Tanger Mendonca vive en Miami y se desempeña como coach del Kendall Soccer Collision y como presidente de su empresa, DTP Soccer Academy. Este jugador ha dedicado sus días a transmitir todos los conocimientos que le dieron sus glorias en la cancha: “Trabajo con niños y honestamente me encanta. Organizo campamentos vacacionales de fútbol y he llegado a tener hasta treinta y cinco niños por semana. En julio participé en el campamento del Real Madrid y doy muchas clases privadas. Pienso que el secreto para que Venezuela se desarrolle en el fútbol está en que empiecen a fortalecer las categorías de base. Y creo que eso es lo admirable de Richard Páez. Si formas una buena base con concreto sólido el terreno va a rendir buenos frutos”. C.W.