GRUPO TENDENCIA

Denise Centeno, profeta del baile espiritual

Denise Centeno, profeta del baile espiritual

http://www.tendencia.com/2007/denise-centeno/

Denise Centeno, profeta del baile espiritual

Perfiles

1 julio, 2007

DONDYK+RIGA

Su nombre artístico es Aisha, en referencia a una persona positiva y capaz de obtener lo que quiere. Precisamente estos son los principales atributos de Denise Centeno, directora de la Academia de Danzas del Medio Oriente. El baile fue parte de su vida desde pequeña, creciendo como bailarina en la academia de Flamenco Las Lizarraga de Valencia, donde vive a pesar de haber nacido en Caracas. Y aunque su talento era tan obvio como su amor por el baile, sentía que algo faltaba. Hace varios años fue invitada a participar en el espectáculo Fusión, para interpretar una coreografía con raíces flamencas y árabes. Su presentación fue un éxito en Estados Unidos y también lo fue su encuentro con la danza oriental. La atracción fue inmediata y desde entonces no ha dejado de formarse con los mejores exponentes de este arte en Egipto y el Líbano. La danza samkya la introdujo al mágico mundo de la reflexología y la aromaterapia, que ella aplica en cada clase en búsqueda de la elevación del espíritu de sus alumnas: “La danza oriental es milagrosa porque representa un desarrollo espiritual. Al final te sientes tan bien que logras todo lo que te propones”. Este es el ejemplo de Denise, quien apenas graduada como ingeniera en computación, abrió las puertas de su verdadera profesión, la Academia de Danzas del Medio Oriente en el 2004, regalándose la oportunidad de transmitir con el cuerpo su riqueza de espíritu, y regalando a Valencia la primera escuela de este tipo. Casi doscientas alumnas integran un cuerpo de baile que hace del dominio del cuerpo, fruto de culturas milenarias, su mejor forma de expresión: “Los beneficios son muy grandes; esta danza fortalece la feminidad y la confianza en ser mujer”. Esta es la confianza de Aisha, una artista consolidada, y de Denise, profeta de la danza del espíritu. E.R.