GRUPO TENDENCIA

Antonio Belmonte, constructor del sueño americano

Antonio Belmonte, constructor del sueño americano

http://www.tendencia.com/2007/antonio-belmonte/

Antonio Belmonte, constructor del sueño americano

Perfiles

1 marzo, 2007

DONDYK+RIGA

El hotel más grande de la Costa Oriental de Lago fue construido bloque por bloque, con todo el esfuerzo que implica partir desde cero. Y es que el Hotel América, en Ciudad Ojeda, está ligado a la historia de un italiano llegado a Venezuela durante la post guerra, con los bolsillos llenos de ganas de prosperar. Las manos de Antonio Belmonte siempre estuvieron prestas al trabajo, de allí que son responsables de la construcción de gran parte del panorama que hoy se asoma en la Costa Oriental cuando, sin mucha experiencia, se lanzó a la aventura como albañil en una región que desconocía, a la que llamaban Lagunillas. Aprovechando el empuje de la época de oro petrolera, fue ascendiendo hasta el grado de capataz a cargo de obras de Shell. Justo para satisfacer la necesidad de enceres y víveres de la población de esta empresa, montó junto a su hermano Nicolino un abasto que creció hasta convertirse en el supermercado Cordillera, sobre mil metros de construcción: “Si una persona llega a un país desconocido y logra prosperar, es de admirar”. Digna de admiración es la trayectoria de este inmigrante con descendencia venezolano italiana, quien en 1970 adquirió un pequeño hotel de diez habitaciones que transformó según su propia experticia a lo largo de los años, en un complejo cuatro estrellas, con torres que se alzan como testigos del éxito de la constancia. América lo conoció como un muchacho lleno de expectativas, y América lo conoce hoy como su presidente, eje central de casi trescientas habitaciones y un centenar de empleados, que le dan la bienvenida a ejecutivos y profesionales de todas partes del mundo. Antonio Belmonte los recibe, como un venezolano si no de cuna, sí de carrera: “Aquél albañil al que se le cayó una pared al principio, después hizo un hotel de doce pisos”. E.R.