GRUPO TENDENCIA

Jean Carlos Simancas, el galán de galanes

Jean Carlos Simancas, el galán de galanes

http://www.tendencia.com/2013/jean-carlos-simancas/

Jean Carlos Simancas, el galán de galanes

Perfiles

1 octubre, 2013

CAMACHO,Álvaro

Es el actor que más telenovelas ha protagonizado en Venezuela. Papeles emblemáticos lo mantienen vigente después de treinta y ocho años de carrera. La telenovela Kaina le dejó la marca de El Chalanero. Hoy el país lo sigue recordando con ese personaje. Después de tres décadas vuelve a encarnar en las tablas del teatro la obra de José Ignacio Cabrujas, El día que me quieras.

Para la televisión y su vida artística tiene un nombre prestado. El verdadero es Rafael Briceño, un maracucho que nació el 17 de julio de 1949. No lleva un registro de cuántas novelas ha hecho, ni cuántas ha protagonizado. “No acostumbro ni a contar las novelas, ni las mujeres. Esas son cosas que están y son”. Él es Jean Carlos Simancas, el galán.

De Maracaibo dice tener “recuerdos importantes”, el que más destaca es cuando hizo El Oso, una obra de Antón Chéjov, en el liceo Udón Pérez, donde estudiaba bachillerato. “Por primera vez logré hacer una obra donde yo era el protagonista y fue mi mamá y mi papá a verme. Mi papá me dijo cosas muy hermosas. Se sorprendió y me dijo que siguiera, que lo hacía muy bien y la opinión de mi papá para mí era muy importante. Ese fue un gran día”.

A Caracas llegó buscando una “huida hacia delante”: “Más que ir a buscar nuevas posibilidades, fue salir de cosas dolorosas como la muerte de mi papá”. Luego vinieron las oportunidades en la televisión y el teatro. Se considera un hombre exitoso y con talento. “El éxito ni siquiera se ve, se discute”. Para llegar a la cima “no hay fórmula”. Repite una frase que escuchó en una serie mexicana: “Si te toca ni que te quites, si no te toca, ni que te pongas”.

De sus protagónicos que le marcaron la vida como artista, responde que son varios. Vuelve sobre la obra de Chéjov cuando aún vivía en Maracaibo. Recuerda a Tormento, su papel en la novela Luisana Mía con Mayra Alejandra, Sangre Azul de Cabrujas, La Revancha y, por supuesto, Kaina: “Fue un momento emocional e importante, Viviana Gibelli era mi pareja en la vida real y marcó el momento más alto de la relación. Lamentablemente, al final de la novela, también se marcó su decadencia. Hablando afectivamente, como espectáculo, se lograron muchos experimentos. Aquí nunca se había hecho la “noche americana”, que es hacer noche de día. Hicimos cosas muy hermosas y en la selva. Eso fue un acierto que nadie más se ha atrevido a hacer”.

Simancas tiene tres hijos y está divorciado. Este galán y protagonista de telenovela quiere que el mundo de la actuación lo recuerde como un artista integral y entonces rememora a Mercedes Sosa: “Gracias a la vida que me ha dado tanto… como artista y como hombre”. S.U

Instagram