GRUPO TENDENCIA

Los motivos de la ruptura entre Ana de Armas y Ben Affleck

Los motivos de la ruptura entre Ana de Armas y Ben Affleck

http://www.tendencia.com/2021/los-motivos-la-ruptura-ana-armas-ben-affleck/

Los motivos de la ruptura entre Ana de Armas y Ben Affleck

ActualidadCelebridades

Como en toda relación, hay diferentes versiones sobre la ruptura de una de las parejas de Hollywood.

19 enero, 2021

 

Otra pareja de Hollywood que ha puesto fin a su relación; Ben Affleck y Ana de Armas han dado por concluida su historia de amor cuando estaban a punto de cumplir un año de noviazgo. Los actores han decidido emprender distintos caminos y, como en toda ruptura, existen diferentes versiones. Sin embargo, fuentes cercanas a la pareja indican que el principal motivo de seguir caminos diferentes habría sido su futuro juntos.

«Su relación era complicada. Ha sido ella la que ha roto. Ana no quiere vivir en Los Ángeles y Ben, obviamente, tiene que hacerlo ya que sus hijos viven en esta ciudad», cita una fuente en la revista ‘People’. «Están en diferentes momentos de sus vidas y hay un profundo amor y respeto. Ambos están contentos con el momento en el que se encuentran. Ben sigue queriendo trabajar en sí mismo y ejercer como padre», continúa.

Desde el pasado mes de marzo, la pareja se mostró paseando su historia de amor por los alrededores del domicilio del actor en Los Ángeles, cuando De Armas estuvo viviendo con Affleck y sus hijos, por lo que pudo haber sido mucha la presión para la actriz con una carrera triunfal y en ascenso en Hollywood y un intérprete al que también se le acumulan los proyectos. «Han tenido numerosas discusiones sobre su futuro y decidieron juntos separarse», según la revista ‘People’.

Por su parte, el actor de 48 años tiene tres hijos de su matrimonio con Jennifer Garner: Violet, de 14 años, Seraphina, de 11 y Samuel, de 8 años, mientras que Ana, de 32 años, no tiene descendencia. «Ben no está en condiciones de formar una nueva familia», ha manifestado un amigo del actor a ‘Page Six’, aludiendo a que ella quería tener hijos y él no, pero todavía algunos confían en que pueda producirse una reconciliación: «Se quieren mucho».