GRUPO TENDENCIA

Viniloversus, irreverencia para evolucionar

Viniloversus, irreverencia para evolucionar

http://www.tendencia.com/2017/viniloversus-irreverencia-evolucionar/

Viniloversus, irreverencia para evolucionar

Entrevistas

30 Mayo, 2017

NAVA, Iván

ViniloVersus no es una banda que busca el éxito a como de lugar. Estos venezolanos han demostrado una y otra vez que su norte es la expresión y la sinceridad al momento de realizar su música, disfrutando del trayecto sin sacrificar su esencia.

Luego de varios años de trayectoria en Venezuela y Latinoamérica, decidieron ir más lejos y atreverse a cantar en inglés. Así dejaron todo lo conocido para comenzar de nuevo como banda local, en Estados Unidos. Afortunadamente no le temen al cambio, sino que lo buscan y abrazan, es por eso que la irreverencia los identifica.

Adrián Salas y Rodrigo Gonsalves conversaron con Tendencia sobre su nuevo disco, los retos que les espera y los proyectos para el futuro.

El disco anterior estuvo marcado por sonidos de guitarras, ¿cómo será la línea musical de este nuevo disco?
Adrián: Con la entrada de Alberto hemos variado un poco el formato que teníamos originalmente: guitarra, batería y dos bajos. Ahora tenemos dos guitarras, dos bajos y una batería. En ocasiones tenemos tres guitarras y un bajo, otras incluimos teclado y sintetizadores. Lo que más predomina en este disco es lo ecléptico y lo variado que serán los recursos con los que hacemos sonidos, ir probando. Hay otros mundos musicales que no habíamos probado, como los electrónicos. También hay espacios acústicos…

Rodrigo: La guitarra es un instrumento fundamental en el sonido de ViniloVersus, la inclusión de otro guitarrista a la banda definitivamente ha incrementado el sonido de la guitarra. Ha sido en un sentido menos frenético, hay un mejor entendimiento sobre las dinámicas y el minimalismo, en lo que se refiere a los arreglos. Está la inclusión de muchos teclados en este disco, lo cual es algo que no habíamos hecho en el pasado, estamos trabajando con sonidos electrónicos y en traer ese mundo a lo que Vinilo ha manejado siempre. Las teclas le suman al estilo que siempre hemos tenido, no hemos cambiado a nivel de idioma, sino musicalmente también.

¿Qué sentimiento predomina en este disco?
Adrián: Tiene un poco de lo que está viviendo vinilo ahorita. Es difícil responderte esa pregunta sin arruinar la sorpresa que tenemos con ese disco. El sentimiento que expresa es el nombre del disco. Pero sí, trata de lo que estamos viviendo ahorita como banda, por eso el nombre Days Of Exiles. Es algo que muchos venezolanos están viviendo ahorita. Y no solo venezolanos, es un sentimiento que… voy a sonar un pelín apátrida con lo que voy a decir ahorita, no quiero que me tomes así, pero cuando uno sale de Venezuela se da cuenta que en el mundo se viven problemas similares, no aquí en Estados Unidos, pero puedes prestar atención a lo que ocurre en Siria, el medio oriente, en Asia, en el resto de Suramérica… el tema del exilio y la inmigración es algo que está muy latente a nivel global y creo que hay personas que están tratando de darle un ángulo negativo. Como por ejemplo, Donald Trump. Por otro lado hay personas que le ven un lado sumamente positivo, desde Albert Einstein o Nicola Tesla hasta hoy en día un montón de artistas y científicos que gracias a su capacidad de moverse por el mundo han logrado muchísimas cosas. Es un sentimiento encontrado, saber que estás haciendo algo grande, pero lejos de casa.

Rodrigo: Es el destino. Es algo que nos cuestionamos muchísimo nosotros. El destino y el trabajo indiferentemente del resultado. No te lo podría resumir en un palabra pero todo el proceso de aprendizaje y de transformación que hemos pasado para llegar a este disco, incluso para inspirarnos y seguir creando música para los próximos discos, es algo que nos llena de mucha energía. La decisión y los riesgos que hemos asumido, indiferentemente de estar en otro país, lo importante es estar juntos haciendo música. Que sigamos teniendo un público al que presentarle nuestra música y tener una nueva audiencia es algo invaluable para nosotros, sentimos la responsabilidad de seguir haciéndolo. Simplemente te diría que estamos en uno de los capítulos de ViniloVersus, uno en el que decidimos romper una frontera, romper un molde de lo que se supone que esperan de nosotros, por el perfil en el que ha sido encasillada.

NAVA, Iván

¿Cuántas veces les han preguntado sobre escribir en inglés?
Adrián: Me parece increíble que sigan encasillados en eso. Hemos respondido muchas veces por qué en inglés, por qué siguen preguntando –risas–. Pero, ahorita en Venezuela no era el momento… bueno, no es el momento para muchas cosas, vamos a partir de eso. Como muchas personas vimos que se nos estaba apretando un poco el futuro, así que decidimos ampliar nuestros horizontes, para seguir haciendo lo que nos gusta. Al final del día, sigue siendo música venezolana, esté en alemán, inglés, en francés; es algo que hicieron cinco músicos que nacieron en Caracas. Se trata de salir a representar tu bandera. Ahorita lo estamos haciendo con canciones que entienden más personas, que pueden llegar más lejos. No es algo que se ve inmediatamente, trata de mucho trabajo, hay muchos factores. La idea es apostar por algo más grande.
Un día nos planteamos ir a Estados Unidos y cantar en inglés, para que la gente se sorprenda de que somos venezolanos. Lo hemos logrado y nos enamoramos de ese sentimiento, de lo que significa estar en otra tierra, sin comodidades, fuera de tu zona de confort. Pero a pesar de todas las cosas que tienes en contra, igual se deja el mejor esfuerzo y la bandera en alto. Es mucho más allá del idioma en el que se canta, tiene que ver con la actitud que hay detrás.

Rodrigo: –risas– esa es la mejor pregunta que me han hecho este año. No ha habido una entrevista en la que no lo pregunten. Honestamente pienso que está justificado. Yo entiendo, como protagonista del proyecto en conjunto con los miembros de la banda, que por supuesto va a generar preguntas siendo una banda con un repertorio ya establecido en español y de pronto, cambiar de dirección y buscar el camino más largo posible –risas-, que es empezar con un nuevo catálogo musical, con una nueva audiencia y en inglés. Pero para nosotros se sintió como la aventura más grande y el esfuerzo más titánico que hemos tenido que hacer. Empezamos desde cero luego de varios años, más los dos años que estuvimos separados, y después de analizar lo que queríamos exactamente para el cuarto disco. Hacerlo en inglés y apuntarlo en un mercado anglo se sintió –y se sigue sintiendo- como la opción más osada de todas. Fue indiferente para nosotros que sea casi imposible el sueño de tener un éxito comercial con un disco en inglés, por eso avanzamos con la apuesta, por lo divertido que se siente tomar la decisión más arriesgada de todas. ¿Cuántas veces me lo han preguntado? No me lo han dejado de preguntar en ninguna entrevista, ya perdí la cuenta, por lo menos 50 veces –risas–.

¿A qué dirías que sabe el nuevo disco?
Adrián: mmm, coye… se me ocurren palabras aleatorias… sabe a algo emocionante. No quiero sobrevalorarlo, obviamente es como nuestro hijo, pensamos todo lo mejor de él, pero sí, sabe a algo emocionante. Como cuando tienes algo entre manos y sabes que es valioso. Por eso estás emocionado en mostrarlo.

Rodrigo: diría que es una fotografía de una banda latinoamericana en un espacio nuevo, anglosajón. Eso es la línea de este disco, una fotografía de nosotros viviendo la aventura de ser inmigrantes. Por eso es el nombre, por eso tomamos la decisión de venirnos. Llevando nuestra música al mundo, sin pedir perdón, sin excusas, simplemente llevarlo a cabo. Particularmente tiene el sabor de trabajo hecho y palabras cumplidas. En ese sentido siento una gran satisfacción.

¿Está en planes cercanos realizar una gira latinoamericana?
Rodrigo: Definitivamente, antes de terminar el año. Queremos visitar Chile, Panamá, Argentina… todo se está gestando. Por supuesto, ahora la prioridad es el lanzamiento del disco y la promoción del mismo. Si Dios quiere, también realizaremos una gira nacional, con otra gran banda venezolana que se encuentra fuera del país, pero no podemos confirmar nada todavía. Espero que pronto podamos informarles y confirmar fechas. Cuento con que Tendencia cubra el evento cuando vayamos a Maracaibo –risas–.

¿Qué hace falta para tocar en Venezuela?
Adrián: coye, nosotros entendemos que Venezuela está ahorita en un momento difícil y nosotros no esperamos nada de Venezuela, nos gustaría que sea el país quién espere algo de nosotros. Creo que eso sería un concierto gratuito. Para Vinilo esa sería la principal condición, tocar gratis como lo hicimos el año pasado. Consideramos que esa es la manera más correcta de compartir nuestra música con los venezolanos. Ahorita no es un momento en el que se puedan pagar entradas a un concierto, no juzgo al que lo quiera hacer, es un momento en el que no estamos para mantener esa posición. Nosotros no queremos exigirle eso a nuestros seguidores, queremos que se distraigan, que tengan una tarde distinta, en un ambiente positivo, como lo fue en la plaza Sadel (Caracas), indistintamente de las circunstancias y tus preferencias. Que sea un lugar en el que todos cabemos y donde se celebra la libertad de expresión, es muy deprimente que con todas estas características no estemos hablando de una manifestación, sino de un concierto, pero eso es lo que ha quedado Vinilo para levantar la voz.

¿Qué palabra describe a la banda?
Adrián: sólido. Creo que es lo más emblemático de ViniloVersus durante su historia.

Rodrigo: impredecible, supongo –risas–. Nadie entiende qué coño estamos haciendo –risas–.