GRUPO TENDENCIA

José León: “Pinto billetes y los vendo en dólares, ¡mi moneda no vale!”

José León: “Pinto billetes y los vendo en dólares, ¡mi moneda no vale!”

http://www.tendencia.com/2017/jose-leon-pinto-billetes-los-vendo-dolares-moneda-no-vale/

José León: “Pinto billetes y los vendo en dólares, ¡mi moneda no vale!”

ArteEntrevistas

Con irreverencia e ironía, es portavoz de una realidad venezolana arrolladora: la devaluación de la moneda y los problemas económicos.

11 enero, 2017

Lion Mix, así lo conocen en el mundo de la ilustración y el muralismo. Lleno de ingenio –y de humor negro–, este joven marabino siempre encontró en las artes su forma de expresión, incluso de la situación política que ahoga a los ciudadanos.

Aunque parezca un comentario más, como quienes mencionan que es mejor cargar con monedas de chocolate que con algunas de 1 bolívar, José León demostró que todos esos argumentos sarcásticos son ciertos: es más económico dibujar sobre billetes que con materiales comunes para este fin.

La mordacidad lo caracteriza, el atrevimiento lo impulsa. Los venezolanos abrazaron su propuesta y la apoyan, la comparten. Aquello que inició con un momento de ocio, se convirtió en un ejemplo gráfico de la situación económica actual del país. Él sabe que es un delito su protesta, una traición a la patria; pero si no se atrevía a llegar con esa contundencia, ¿quién más lo demostraría?

¿Cuáles fueron tus inicios en la ilustración?

He dibujado e ilustrado desde que tengo uso de razón. Ahora, en cuanto a manejo y conocimientos de diagramación, desde que estoy en la universidad, allí he aprendido las técnicas. Irónicamente comencé estudiando derecho y pasé muchos años en esa carrera.

¿Por qué estudiaste derecho?

Todo comenzó por seguir lo que mis padres querían. No me dieron tiempo de indagar sobre lo que yo deseaba, simplemente me dejé llevar por sus opiniones; así fue cómo repentinamente me encontré estudiando algo que no me llenaba. Hay muchos profesionales frustrados porque no están haciendo algo que realmente les apasione, están donde el dinero se encuentre. Mírame a mí, quién diría que pintando billetes ganaría en dólares, mis billetes se exhiben en Fer Sucre Pop Gallery, una galería de Orlando, enmarcados y listos para venderse.

¿Qué te motivó a pintar billetes?

Comenzó siendo una ironía, un chiste. Soy muralista, trabajo con graffittis y hago murales comerciales. Los últimos pagos de algún trabajo fueron cancelados en efectivo y con billetes de 2bs, pensé: “Está bien, dinero es dinero”. No me había dado cuenta que los billetes de dos, en muchos establecimientos y medios de transporte público, no los estaban aceptando; así que en un momento de ocio me dispuse a pintar un billete y lo subí a Instagram. Para ese entonces tenía unos 800 seguidores, las personas que vieron el trabajo optaron por sugerir ideas de dibujo y yo les hice caso, una cosa llevó a la otra y terminé con 150 fotos de billetes pintados subidas a mi perfil. Muchas personas compartieron las imágenes y así fue cómo me hicieron mi primera entrevista, gracias a una amiga que luego hizo una conexión con La Patilla, más tarde me llama Reuters internacional. Además, mis billetes salieron en 9gag, por lo que mi contenido se hizo viral.

lion1

 

¿Cómo definirías tu estilo?

Simplemente, money art. Toda mi protesta está basada en la intervención del billete.

¿Por qué intervenir la moneda?

No compraré una hoja blanca, que cuesta 35bs, cuando tengo disponible el billete de 2bs. Esa hoja debería imprimirla por ambos lados, además del precio del material, por lo que es preferible pintar algún billete de menor valor, solo son 2bs. Sale más barato intervenir un billete –aunque sea ilegal– que adquirir los productos necesarios para pintar.

Los venezolanos tienen memoria a corto plazo, como Dory. Al dejar de ver el billete sencillamente se olvidan de él y ya, se les ha olvidado que en 30 años hemos pasado por una devaluación de cuatro cifras unas ¿dos veces? A las personas hay que recordarles que se está devaluando, el problema sigue presente, “pinto billetes y los vendo en dólares, ¿te das cuenta de lo que estoy haciendo? ¡mi moneda no vale nada!”. Eso es lo que estoy demostrando, puedo hacer arte con mi moneda devaluada. Necesito que vean la importancia de esto, no es la fama por pintar billetes, es que en el mundo sepan lo que aquí ocurre con la moneda.

Antes de ilustrar en los billetes, ¿cómo te expresabas?

Siempre he tenido destreza con los marcadores y creyones. Los líquidos se me hacen un poco difícil, pero últimamente he estado trabajando con acrílico, el cual también es caro durante esta situación, ayuda que los lienzos sean pequeños. Con la acuarela soy torpe, difuminar los colores me cuesta un poco, a la larga todo se basa en tener buenos materiales, yo siempre he pensado que uno debe trabajar con calidad, go big or go home; porque sino, lo estás haciendo todo mal. Si en esto me estoy destacando, debo hacerlo bien. Me he arriesgado con lienzos más grandes, de 32×47, y ha funcionado. Esos lienzos no han tenido tanta receptividad en el público porque se necesitan más materiales, más pintura, más liquid paper. Como también estoy trabajando en distintos billetes, unos muy viejos, tampoco me puedo dar el lujo de gastarlos todos en un lienzo, porque me quedaría sin dossier. Tengo una paca de billetes de 50bs del año 1992 que le compré a un señor que se llama Norberto García, quien vende en 12 mil bolívares el fajo.

¿Qué artistas te inspiran?

En el área de los tatuajes: el italiano Pietro Sedda. Por otro lado, Shepard Fairey, muralista creador de la marca Obey y la imagen de Obama Hope, me gusta porque su concepto es de propaganda, inclinada al aspecto político de la antigua unión soviética, esa temática me parece muy atractiva. Keit Haring, un subversivo de los años 80’s, hacía vandalismo en el metro de Nueva York. Jean-Michel Basquiat, pintor de la misma época que además fue apadrinado por Andy Warhol.

En el money art: Joey Colombo, es el mayor exponente en la intervención de los billetes. Él no los pinta, realiza collages, puede conseguir muchísimos billetes, porque incluso tiene la facilidad de viajar –lo digo porque tengo tres meses esperando por mi pasaporte, aparentemente no hay material, lo cual me impide esa posibilidad–.

¿Qué opinas del rol del arte en la sociedad?

Es bastante complicado, en Venezuela, actualmente, las personas no tienen tiempo ni dinero para invertir en arte, no pueden ir a un museo y disfrutar de las exposiciones. Un pueblo con hambre no puede gastar en arte, no tiene tiempo para el ocio, está siempre buscando cómo subsistir.

¿En qué movimiento artístico te ves identificado?

En cuanto a esos movimientos artísticos, a mí me parece pura basura y patraña. Las personas tienen que dejarse guiar por lo que ven y lo que les gusta, deben tener un sentido de creación bastante propio. Yo no sé qué significa el dadaísmo ni nada de eso porque simplemente no me llama la atención o no he adentrado en el tema. Para mí es ilustrar, hacer billetes, ver algunas técnicas y repetirlas. Por allí hay un video muy famoso que nos dice: Everything is a remake. Todo se copia, se mejora y se distribuye. Hay muchas películas que tienen “influencias” de otras y así sucesivamente… uno siempre debe tener influencias, pero ser polifacético en lo que hace.

José León

LEÓN José

Además de la devaluación de la moneda, ¿qué otras circunstancias te llamarían la atención para realizar una protesta creativa?

No sé si en el futuro vaya a crear otra protesta creativa, seguramente sea sobre el tema de la medicinas. Muchas personas en el exterior quieren ayudarnos, pero aquí no quieren aceptar medicinas, por puro orgullo. Tengo un amigo de Francia que envió dos sillas para un consultorio de odontología, mi amigo me envió todo lo correspondiente para poder retirarlo y en el puerto no me lo permitieron; me dijeron que debía dar fe de que eso era para mí, a pesar de estar entregando todos los papeles y permisos, la excusa fue que el papel que yo tenía era una impresión y no el papel original. Nunca las pude sacar.

¿Qué legado quieres dejar con #VenezuelaDevaluada?

Siempre le he dicho a mis amigos y conocidos, entre conversaciones casuales, que tengo un cuento buenísimo para echar cuando sea viejo. Le demostré a 3600 personas –mis seguidores actuales en Instagram– que un político te dirá un sinfín de cosas diferentes, pero al final uno puede desmentir sus palabras.

Si Nelson Merentes llegara a decirme algo sobre lo que hago, le respondería con una pregunta: ¿por qué tu tenias 300 mil dólares en una caja fuerte de tu casa, en un país con control cambiario?Preguntaría dónde están los dólares de Cadivi…

Quiero que la gente se haga verdaderas preguntas, que miren más allá de lo que le pretenden mostrar a uno. Las personas de posición son las que más le han robado al país…

¿Cómo te ves en el futuro?

Con un estudio rosado y amarillo, muy bonito (risas). Principalmente, en el exterior. Si lo que estoy haciendo actualmente me lo permite, quisiera perderme por un tiempo, conocer lugares nuevos, dedicarme a viajar y tatuar. Las personas inteligentes –porque sí, me considero inteligente– quieren conocer al mundo y llenar su mente de nuevas culturas. Si logro proyección internacional, bienvenido sea, pero realmente no es mi norte. Si intervenir billetes me puede permitir comprar marcadores e insumos para poder expresarme, lo acepto.

LEÓN José

Para más información: Instagram