GRUPO TENDENCIA

África Zavala: “Ser actriz es cambiar brutalmente”

África Zavala: “Ser actriz es cambiar brutalmente”

http://www.tendencia.com/2017/africa-zavala-actriz-cambiar-brutalmente/

África Zavala: “Ser actriz es cambiar brutalmente”

Revista

Desde interpretar a una joven inocente hasta a una villana sin escrúpulos y desbordante de sensualidad, la sonrisa de África Zavala es un rasgo que se puede adaptar a cualquier personalidad frente a las cámaras.

2 Junio, 2017

ESQUEDA, Christopher / Book PR & Entertainment (@EsquedaChris)

Al comienzo de su carrera, esta actriz mexicana había sido etiquetada en un mismo estilo de papeles. Los directores de casting solo veían el rostro de “una niña buena”. Sin embargo, logró demostrar que las apariencias engañan: África Zavala es tan exótica como su nombre, es mucha picardía y puede demostrar fácilmente que, como una moneda, tiene dos caras, dos facetas.

Es capaz de interpretar a una moza novicia, pero también a una ruda y sexy cantante, vocalista e imagen de una banda grupera mexicana. Su carrera en la actuación empezó luego de estudiar en el Centro de Educación Artística de Televisa, en México. Al graduarse, inmediatamente obtuvo un papel estelar y su talento fue la llave que abrió las puertas a su primera gran oportunidad.

¿Qué te motivó a estudiar actuación? ¿En algún momento consideraste otra profesión?
Desde chiquita yo sabía que quería ser actriz, me ponía a cantar en el espejo, a actuar… Ya era un sueño que tenía, lo veía muy lejano, pero siempre fue lo que quise. Me mantuve enfocada en eso y luego, gracias a Dios, tuve la oportunidad de entrar al Centro de Educación Artística (CEA). Siempre tuve las ganas de hacerlo y sabía que era lo mío. No me imagino haciendo otra cosa.

¿Cuál ha sido la experiencia que más te ha marcado durante tu carrera?
Mi primera telenovela. Tuve que aprender todo muy rápido para aprovechar esa oportunidad tan grande, siendo mi primer trabajo como protagonista. Fue una experiencia ‘padrísima’ que marcó mi carrera y lo hizo para bien.

Has pasado de papeles ‘rosa’ a interpretar a la villana Morgana Santana en la novela La doble vida de Estela Carrillo, ¿cómo fue para ti esa transición?
Yo llevaba mucho tiempo buscando hacer un personaje de villana, tenía ganas de cambiar. Siempre digo que para ser actriz hay que hacer interpretaciones que representen un reto, que sean diferentes. Y muchas veces, como me ven cara de buena, no me han permitido desenvolverme como mala. Le pedí a la productora Rosy Ocampo que me diera la oportunidad de hacer este casting y luego me concedió este rol. Ha sido una decisión maravillosa y el público lo ha aceptado increíblemente bien, eso me tiene feliz y es parte de mi trabajo. Para mí, ser actriz es cambiar brutalmente en cada cosa que hago.

¿Qué ha sido lo más complicado de interpretar a Morgana?
Es un personaje muy diferente a mí y a todo lo que había hecho antes. Aprender cómo es ella, cómo seduce y cómo habla ha sido difícil. Pero bueno, ahora lo disfruto, ya tengo el personaje muy amarrado y me encanta, porque además puedo jugar con su personalidad.

¿La experiencia en la telenovela La Malquerida te sirvió para encarnar a este personaje?
Claro, cada papel tiene su dificultad. Interpretar a La Malquerida, ufff, me dio demasiadas cosas buenas. Fue un reto muy grande, un papel hermoso que fue muy difícil, pero valió la pena. Salir de la zona de confort siempre ayuda a encarar los próximos proyectos.

¿Tiene África algo de Morgana?
¡Sí! lo que podría tener de Morgana es que me gusta cantar –risas–. De resto, somos muy diferentes en muchas cosas.

ESQUEDA, Christopher / Book PR & Entertainment (@EsquedaChris)

¿Qué te hace escoger los roles en los que actúas?
Siempre estoy buscando algún desafío actoral, que un personaje sea distinto al que tuve anteriormente. Busco realizar cosas con las que la gente me pueda ver de forma diferente y les impacte, hacerlos decir: “Wow, realmente es una actriz”.

De los personajes que has encarnado, ¿con cuál te has conectado más y por qué? ¿Qué enseñanzas te han dejado?
Hay un rol que ha sido muy lindo para mí, interpretar a Yorley (Para volver a amar) fue un parte aguas para mi carrera. Con esta novela nos fue increíblemente bien y aprendí muchísimo de mis compañeros, los cuales son grandes actores. Yorley es una muchacha divina, con un alma tierna, dedicada a la gente y a su familia. Mi carrera cambió con este trabajo. Siempre estaré muy agradecida.

¿Qué te motivó a aceptar el reto de interpretar a una cantante de una banda grupera?
Siempre me ha llamado la atención este género musical, así que al obtener el papel me puse a trabajar en mi personaje, a investigar, ver a Jenni Rivera, Ana Bárbara y a todas esas cantantes. Ahora me encanta este estilo, al igual que poder interpretarlo.

En telenovelas del pasado no se había tocado con tanta contundencia el tema de la emigración mexicana, ¿opinas que es adecuado para la época en la que vivimos actualmente?
La novela está basada en hechos reales, que es parte de lo que la hace tan atractiva. En este momento la gente está muy sensible al tema de la emigración e inmigración, por eso ha agradado tanto. En la historia, una mamá quiere sacar adelante a su hija y hace todo lo posible por ello. Además, tiene mucha música de banda mexicana y expone qué pasa detrás del mundo grupero. Su trama es importante porque cuenta lo que sufre la gente al no estar en su país natal. Lo que me encanta es cómo demuestra que los mexicanos vamos a trabajar y lo hacemos por el bien de nuestras familias, por tratar de salir adelante, no por hacer mal en otro país.

¿Cómo ha sido tu experiencia con la productora Rosy Ocampo?
¡No, hombre! Me ha encantado trabajar con ella. De verdad es una gran productora. Rosy se tomó mucho tiempo antes de sacar esta telenovela, porque había realizado una investigación muy profunda acerca de todo lo que está pasando y eso se evidencia en el resultado final. Para mí ha sido un placer poder estar en una producción tan bien llevada, en todos los sentidos, y estoy súper agradecida con Rosy también, por ser quién me dio la oportunidad de hacer a una villana.

De involucrarte en la onda grupera, ¿escribirías tus canciones?
¡Claro! En algún momento me encantaría poder escribir mis canciones, pero creo que eso sería con el tiempo.

Y si a las personas no les gustara esa faceta, ¿desistirías?
Sí. Con mucho gusto hago lo que mis fanáticos pidan y es algo que siempre he dicho. Si ellos quieren que cante, canto, y si no quieren, pues no canto –risas–.

¿Qué clase de canciones escuchas en tu día a día?
Soy fan de la música en todos sus géneros. Me encanta que cada canción y cada estilo tiene la capacidad de transportarte entre tus recuerdos y vivencias. La música en general me hace sentir y eso precisamente es lo bonito, las sensaciones.

ESQUEDA, Christopher / Book PR & Entertainment (@EsquedaChris)

Ahora que pudiste ser villana, ¿qué más te espera?
Seguir en la búsqueda de personajes distintos. Asumir dificultades me mantiene activa, por lo que me propongo diferentes horizontes. Por ahora parece que ya se cumplió un sueño, del que les hablaré después.

¿Cómo fue la experiencia de realizar fotos de H para hombre? ¿Lo harías de nuevo?
Fue una experiencia muy padre, ya tenía ganas de hacer algo así. Estudié mucho cómo quería las fotos y el resultado final. Todo el equipo estuvo conformado por personas de mi confianza –que me encanta cómo trabajan–, fueron un gran apoyo y lo hicieron genial. Junté a un equipo con el que estaba segura de lograr un excelente trabajo. Y bueno, me fascinó, a lo mejor sí lo vuelvo a repetir.

¿Qué te motivó a incursionar en ese estilo de modelaje?
Quería cambiar la manera en la que me ven, porque no me daban un personaje de villana por lo mismo: “Tienes cara de buena”, por todos los personajes que he venido haciendo. Participé en esa revista para abrir el panorama y así dejarles ver que también soy capaz de encarnar otro tipo de personajes, que me puedo ver diferente. Desde el principio fue idea mía hacerlo, tenía ganas y desde hace mucho tiempo me encanta modelar.

En esta otra faceta de ti, ¿hay algo que te falte realizar? ¿Metas?
Me fascina modelar. Creo que eso lo dejé un poco por el tema de actuar y sí me encantaría seguir haciéndolo en algún momento. Es algo que ya no se ha podido realizar tanto por el trabajo, el cual amo, pero también quiero modelar.

¿Quieres involucrarte en el cine?
Sí,¡claro! Me encanta el cine. Hay algo que se está cocinando y me tiene muy contenta, porque es uno de mis sueños que ya estoy por cumplir.

¿En qué clases de historias quisieras participar?
Cualquier tipo de historias: comedia, terror y también algo más intelectual –risas–. Todas me gustan, no quiero encasillarme en algún género.

Un recuerdo preciado de la infancia:
Tengo muchos, como ser muy consentida por mi mamá. Era una niña feliz que cantaba frente a un espejo con un cepillo, mientras me imaginaba cantando y actuando de verdad –risas–. Tengo recuerdos bastantes bonitos de la infancia.

En una entrevista con Fabián Lavalle, él te aconsejó tener un nuevo principio a diario, ¿qué piensas al respecto? ¿Cómo te reinventas?
Reinventarme en el ámbito actoral es algo que hago siempre. Hace poco me tomé un año para realizar cosas distintas, hacer castings en otros lugares, eso renueva la forma de ver todo y te hace cambiar. Básicamente eso fue lo que hice, empecé de nuevo, creo que no hay nada más emocionante que volver a iniciar algo.

¿Qué te quita el sueño?
Es difícil que algo me quite el sueño –risas–. Soy la persona más dormilona del mundo, amo dormir y se me hace muy sencillo hacerlo –risas–. No sé, quizás angustiarme por alguien que quiero es lo que podría quitarme el sueño.

¿Tienes algún asunto pendiente?
En esta carrera siempre tienes, bueno, no exactamente asuntos pendientes, sino metas por cumplir. Trato de trazármelas y cumplirlas mientras me divierto en el camino. La vida hay que disfrutarla en el momento en el que estás, sea el que sea.

¿Hobbys o metas aparte de la actuación?
Me encanta hacer crosffit, lo practico todos los días, es un ejercicio que me pone de buenas. Por otro lado, me gusta cantar, a lo mejor y es un propósito aparte. Quisiera retomar un poco lo del modelaje, son ciertas cosas que me gustan y espero que en algún momento las pueda hacer al mismo tiempo.