GRUPO TENDENCIA

El Vaticano, el poder detrás de históricos acuerdos de paz

El Vaticano, el poder detrás de históricos acuerdos de paz

http://www.tendencia.com/2016/vaticano-acuerdos-paz/

El Vaticano, el poder detrás de históricos acuerdos de paz

Noticias

El papado católico ha usado su autoridad para interceder en grandes disputas.

3 noviembre, 2016
Foto: Jorge Valenzuela (Licencia CC BY-SA 3.0) https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Vaticano_34.jpg#/media/File:Vaticano_34.jpg

Jorge Valenzuela (CC BY-SA 3.0. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Vaticano_34.jpg#/media/File:Vaticano_34.jpg)

Ante la polarización política que exacerba la difícil situación que se vive en Venezuela, el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición se han sentado en una mesa de diálogo donde el mediador principal es un enviado del Vaticano, cuya mano ha estado detrás de muchos eventos que han culminado en acuerdos pacíficos en conflictos alrededor del mundo.

La intervención de la Iglesia Católica se da por la influencia que tiene la figura del papa como pilar de moral y ética en la sociedad mundial. Su autoridad sobrepasa fronteras y va más allá de las ideologías o religiones. Líderes mundiales de todos los ámbitos escuchan atentamente las palabras del Sumo Pontífice.

Según el internacionalista Julio César Pineda, el Vaticano tiene la capacidad de actuar en dos órdenes: el terrenal y el espiritual, lo que significa que lleva a cabo acciones físicas como la mediación, y acciones espirituales, de trabajo teológico e interno.

Desde la antigüedad, el papa ha utilizado su influencia global para participar en procesos como símbolo de “buena intención” de las partes. Además, la Iglesia también respalda el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, que establece la mediación como una vía para la resolución de conflictos de forma pacífica.

Este poderío del Vaticano corresponde a la percepción que tiene ante los pueblos de ser una entidad no alineada con ninguna ideología y su posición como representante de un poder moral supremo, de acuerdo a Pineda.

El caso venezolano no es el primero que aborda la Santa Sede. A lo largo de la historia, el líder de la religión con más seguidores del mundo ha servido para solventar cruentos conflictos de diferente naturaleza. Sin embargo, su participación no es garante de un desenlace exitoso, puesto que, como todo jefe de Estado, su investidura tiene limitaciones. No puede forzar que las partes tomen acciones si no están dispuestos.

En la historia reciente, el papa Pío XII, Juan Pablo II y ahora Francisco I, han llegado a ser considerados importantes personalidades en la diplomacia internacional.

El papa Pío XII alzó su voz antes de el estallido de la II Guerra Mundial y aunque sus palabras cayeron en oídos sordos, no paró de exigir respeto a los derechos de los judíos. Además, gracias a su gestión cientos de judíos que iban a ser enviados a campos de concentración fueron acogidos en el Vaticano.

Asimismo, la mediación de la Iglesia evitó que se desatara una guerra entre Argentina y Chile por el conflicto del Canal de Beagle en 1978 y llevó a que se firmara el Acuerdo de Amistad y Paz entre estas naciones latinoamericanas, que se mantiene vigente hasta hoy.

Juan Pablo II, nacido en Polonia, jugó un papel importante en la Revolución Polaca de 1989, pues su influencia hizo temblar los cimientos del gobierno comunista que regía en este país europeo.

Por su parte, el papa argentino sirvió como puente para el acercamiento de los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, luego de más de medio siglo del congelamiento de sus relaciones. Además, Francisco I se ha expresado abiertamente sobre la crisis migratoria en el Mediterráneo, consecuencia de la guerra en Siria.

La expectativa en Venezuela es que, como ha ocurrido en otros eventos históricos, la intercesión de la Santa Sede cree un enlace entre estos dos bandos, que más que rivales políticos se han convertido en enemigos fatales y de esta manera, se de la reconciliación necesaria para que el otrora próspero país se recupere de las heridas causadas por la división.

(Fuente: Hinterenlaces, ABC España)