GRUPO TENDENCIA

Reflexiones sobre la música electrónica con Manuel Lebón

Reflexiones sobre la música electrónica con Manuel Lebón

http://www.tendencia.com/2016/reflexiones-la-musica-electronica-manuel-lebon/

Reflexiones sobre la música electrónica con Manuel Lebón

Entretenimiento & CulturaMúsica

A propósito de la realización del festival Bajo Techo, organizado por la junta directiva del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL) y la colaboración de la Fundación Govea-Meoz, el mismo se llevó a cabo para conmemorar los 18 años del centro de artes, estuvo cargado de representaciones artísticas y varios exponentes de la música electrónica y experimental.

19 diciembre, 2016
Manuel Lebón

GUTIÉRREZ, Ana

Los tres ambientes que conformaban el concepto del Festival Bajo Techo contaron con el aporte de varios exponentes de la cultura underground y la música electrónica. Manuel Lebón, uno de los artistas invitados, comentó que a principios del siglo la música electrónica estaba en su auge y que a diferencia de la actualidad, era un género experimental y vanguardista.

“Fue un momento de suma creatividad y se hicieron súper comunes las fiestas. Grandes compañías licoreras dejaron de traer bandas de rock y optaron por hacer eventos con DJs, lo que en un principio era underground repentinamente se vio absorbido por las grandes empresas”.

La mayoría de las personas no estaban al tanto de los eventos, ni de la magnitud de los mismos, “las fiestas patrocinadas por marcas se apoderaron del país, traían DJs de Los Ángeles, Buenos Aires y otros países”. Los asistentes podían ser contados y el auge se vio disminuido a partir del 2002.

“Los fondos se fueron agotando y se disminuyó esa época dorada de grandes eventos electrónicos que contaban con unos presupuestos alucinantes. Tenían enormes equipos, luces láser, bolas de cristal que cubrían una habitación… Lamentablemente todo tiene un final ¿no?”.

A nivel internacional, los eventos de música electrónica no dejaron de efectuarse. A pesar de que su realización y público han cambiado, en Europa los eventos electrónicos nunca se han abandonado. “Eventos como Sónar, que se ha mantenido 20 años vigente, no han dejado de realizarse. Actualmente festivales similares a Tomorrowland se han vuelto populares dentro de esta generación, de unos 6 años para acá. Cuentan con un escenario enorme y un espectáculo de láseres”. La gran maquinaria utilizada y la producción del evento, constituyen la principal causa que motiva a los jóvenes de esta generación a formar parte de este tipo de eventos.

Los comienzos de la música electrónica fueron influenciados por una constante experimentación, al contrario de los días actuales, en los que este género musical se ha vuelto comercial. “La escena electrónica se ha ido desacelerando en cuanto a la creatividad, un período crítico, que duró desde el final de los 90s hasta el 2004 aproximadamente, estuvo cargado de subgéneros nuevos, los DJs exploraban constantemente. Sónar representaba una constante expectativa sobre qué iba a ocurrir en la edición de ese año. En cambio, estos últimos años se han visto reediciones del género, fue como una aceptación a que la música electrónica llegó a la mayoría de edad y esa vibrante pulsión de sus primeros años ha cedido a un estilo más reposado”.

La música electrónica, sea o no su conveniencia, es constantemente influenciada por las corrientes de la moda en las que la juventud se esté desenvolviendo. “Hace unos años, 2010 aproximadamente, notaba como la industria estaba un tanto decaída, incluso a nivel internacional, parecía como si no hubiera algo nuevo que presentar”. Durante esos años la moda se ha reciclado y la música no estuvo exenta de esa tendencia, los estilos eran diferentes y un ritmo similar al de los 80s era lo que predominaba.

Lebón agrega que la principal diferencia entre los eventos del pasado y los que se realizan ahora, es que aquellos eran clandestinos en su mayoría. Se realizaban en desiertos de Europa y en Nevada los cuales eran technos en su mayoría.

Actualmente los festivales están optando por ser un poco eclécticos, recibir todas las corrientes artísticas y volverlos un espacio para el encuentro y el disfrute, “ahora están buscando cuidar la parte estética, antes reunían a las personas en un desierto porque el atractivo era basado en lo underground, se consumían sustancias ilícitas, alucinógenos y a raíz de esos eventos ilegales fue que se relacionó a la música electrónica con las drogas”.

El principal boom de la escena electrónica consistió en crear algo diferente al pop, que no estuviera influenciado por las voces, ya que eso era lo que todos hacían. Por esas razones se considera que el género está enmarcado en corrientes vanguardistas y épocas de experimentación.

El citado género ha abrazado las demás corrientes musicales, se evidencia la influencia de ritmos africanos y latinos. Incluso se incluyeron las voces gracias al surgimiento del indie pop, género que le dio un nuevo comienzo a la música electrónica, “es como una mezcla entre la electrónica y el ritmo que ofrece una banda. Ya no existe ese prejuicio hacia la música cantada, ya que antes las tribus technos repudiaban la música que tuviera aspectos vocales”.

El Festival Bajo Techo fue un ejemplo de la nueva perspectiva que se quiere otorgar a los festivales de música electrónica, al menos en la ciudad, que sean eventos eclécticos y representen un espacio cultural para la representación de arte sonoro, danza contemporánea, esculturas, además de las artes plásticas y audiovisuales.