GRUPO TENDENCIA

RCTV: La marca del buen periodismo

RCTV: La marca del buen periodismo

http://www.tendencia.com/2016/rctv-la-marca-del-buen-periodismo/

RCTV: La marca del buen periodismo

Revista

Hay profesiones que se llevan encima todo el tiempo, que acompañan a quien las ejerce desde la oficina hasta al baño. Hay trabajos que marcan a quienes transitan por ellos. Eso sucede con los periodistas, y sobre todo con los periodistas que hicieron carrera en RCTV. Lo confirmo porque soy una de ellos. Hoy converso con quienes siempre serán mis compañeros.

7 julio, 2016
Tendencia_82_Especial_de_Medios_RCTV_1

Cortesía Prensa RCTV

Con el Día del Periodista en Venezuela se conmemora el primer ejemplar del Correo del Orinoco, periódico fundado por el Libertador Simón Bolívar en 1818. El principal enunciado de esa publicación resume un elemento principal que debería privar en nuestra profesión: “Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”. Cuánto ha pasado desde esas palabras y aún así, con todo lo vivido por el oficio, muchos jóvenes quieren seguir titulándose como periodistas en esta patria que tal vez no sabe a dónde va la comunicación.

Cité a tres amigos “exrctvistas” (así nos hacemos llamar), porque nos gusta reunirnos para no perder el contacto, para recordar la que fuera tal vez la mejor etapa profesional de nuestras vidas, aquella que vivimos en aquel canal que todos conocían en la zona de Quinta Crespo, en la capital del país.

Isnardo Bravo, optimista y con esa sonrisa que siempre habla de su gran carisma, dice que siempre hay que celebrar el hecho de ser periodista, porque ha sido una verdadera proeza la del profesional en ejercicio mantenerse en pie en la actual Venezuela. Él ha vivido y vive varias etapas de los procesos políticos de este país. Es de aquellos que no deja rendir una profesión en la que cree y ha respetado profundamente. Eso lo aprendió en la Universidad Central de Venezuela, y lo reforzó en Radio Caracas Televisión, canal al que entró gracias a un casting que se realizaba para reporteros. “Yo fui un abusador, porque cuando me llamaron pregunté si se podían esperar porque no estaba seguro de querer trabajar en el medio televisivo. Venía de una publicación como El Nuevo País, un periódico guerrillero y no sabía si quería la exposición que daba un lugar como ese”. Pero como lo que es del cura va a la iglesia, lo esperaron, e Isnardo hizo casi 10 años de fructífera carrera en esta planta, donde se le vio creando ingeniosos reportajes sobre temas de comunidad y una profunda sensibilidad ante situaciones complejas como la tragedia de Vargas.

Por su parte, Ana Virginia Escobar confiesa que sí quería trabajar en el llamado “canal de Bárcenas”, pero de igual forma sentía que su labor estaba hacia el área producción de investigación, en programas como los que conducían de Samuel Belilty o Sergio Novelli y no frente a las cámaras. Ya ella venía de hacer un periódico en la UCV y unas pasantías en el departamento de prensa de Miraflores. “Eran otros tiempos que me dieron muchísima experiencia. Yo estuve en Miraflores justo cuando le hicieron el juicio a Carlos Andrés Pérez”. Hacía el año 1994 ya formaba parte de las de redactores de RCTV, y de allí ya todos conocen su paso de casi 20 años en ese lugar donde demostró siempre aplomo y se forjó una credibilidad que la acompaña hasta la fecha.

Quien sí estaba claro dónde quería estar era Pedro Guerrero, uno de los más jóvenes del grupo. Cuando fui contratada en 1999, él ya era uno de los reporteros de moda y solo había ingresado un año antes, mientras se encontraba en sus últimos años de estudios en la Universidad Católica Andrés Bello. Pedro se caracterizaba por un carácter dulce, por ser un rostro fresco frente a la cámara. “Desde los diez años yo sabía que quería trabajar en televisión, y más aún, quería ser reportero de El Observador”. Vivió intensamente dentro de la que fue su casa por 14 años: “El canal está tan metido en las venas, en las entrañas de uno que estuvo allí, que es difícil despegarse”.

Esto sucede, a juicio de Ana, porque existe una identificación con la empresa, “con los valores de ella, con críticas también, porque no todo era perfecto, pero la identificación era grande”. Isnardo coincide y agrega que esta filiación se extendió al resto de los venezolanos por la situación de persecución y cierre que sufrió la empresa: “Era una guerra entre David y Goliat y eso hizo que la gente sintiera mayor empatía con RCTV”.

Tendencia_82_Especial_de_Medios_RCTV_2

Cortesía Prensa RCTV

Con todo lo que ha pasado, ¿qué piensan del periodismo en este país?
Pedro: Para mí es incierto. Yo sé que a veces asumo posiciones radicales porque digo: “¿Qué hacen las escuelas de comunicación social graduando más gente?”. Siento que no hay trabajo para ellos en la calle.
Ana: Yo más bien pienso que están saliendo nuevos medios: los digitales. Además, los jóvenes han aprendido el valor de la información porque se han formado en un ambiente totalmente adverso.

Han pasado nueve años del cierre y quienes trabajamos en esta empresa tuvimos que reinventar nuestras vidas, buscar otras alternativas de trabajo y de medios, tratar de acostumbrarnos a nuevos compañeros. Todos o casi todos lo hemos logrado porque las bases fueron sólidas y el respaldo del nombre de la compañía fue un elemento que ayudó a muchos. En la actualidad Isnardo dirige un importante portal de noticias, Pedro se encuentra al frente de las comunicaciones de un prestigioso banco y Ana Virginia trabaja para una plataforma de noticias por internet y hace un programa de radio cada mañana. Ella, que narró la última emisión que salió al aire de El Observador, ha firmado “a sangre y fuego” una promesa que le pidió a Eladio Lárez, presidente del canal, que le hiciera: “Yo narré el último noticiero, y cuando estas puertas vuelvan a abrir quien va a hacer la primera emisión soy yo”.

Como muchos venezolanos, ella está llena de esperanzas. Por eso Pedro Guerrero, aunque radical, no duda en decir que creció viendo a los grandes del periodismo como Sergio Novelli y Orlando Martínez. “Yo quería ser uno de ellos, por eso si tuviera que hacer todo de nuevo, volvería a ser periodista”. Isnardo Bravo hace gala de su humor aclarando que trabaja para no volver a regresar a la vida, pero si le tocara reencarnar “por supuesto volvería a ser periodista”. Ana sonríe y piensa en lo que le duele el país y cómo le afecta lo que sucede, pero “a los cinco segundos se me pasa y sé que volvería a ser periodista y volvería a trabajar en RCTV”.

Siempre pienso en las cosas que debí haber hecho, lo que acomodaría en mi vida, lo que quitaría. Estoy segura que lo que nunca borraría es mi decisión de estudiar periodismo y mi paso por Radio Caracas, porque no sé si este sea “el mejor oficio del mundo” como lo dijo Gabriel García Márquez ante la 52ª Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa en 1996, pero sí sé que nunca otro oficio me haría más feliz que este.

Tendencia_82_Especial_de_Medios_RCTV_4

VELASQUEZ, Raymar

La reunión de estos periodistas la puedes ver a través de nuestro canal de YouTube: Tendencia.

Síguele los pasos:
Ana Virginia Escobar: La pueden ver en el programa Mesa editorial de Vivo Play y como conductora del programa En buenas manos de KYS FM. Instagram y Twitter
Pedro Guerrero: Es gerente de comunicaciones externas del Banco Occidental de Descuento. Instagram y Twitter
Isnardo Bravo: Director de información en el portal Caraota Digital. Instagram y Twitter

También te puede interesar