GRUPO TENDENCIA

Nacarid Escalona, a los pies de la actuación

Nacarid Escalona, a los pies de la actuación

http://www.tendencia.com/2014/nacarid-escalona/

Nacarid Escalona, a los pies de la actuación

Perfiles

1 julio, 2014
*CAMACHO*, Álvaro

CAMACHO, Álvaro

Nacarid Escalona no tenía escapatoria; todos en su casa eran actores, bailarines o literatos. Sin embargo, fue una joven rebelde, así que antes de dar su brazo a torcer lo intentó con la biología marina y la publicidad. Treinta años después la actriz se convenció de que cuando hay talento y se cultiva, el único destino posible es destacarte.

La caraqueña ha interpretado numerosos papeles, pero logró calar en el imaginario de la audiencia venezolana con su personaje de Aída Berroterán y su “carcula tú” en la novela A calzón quitao. También fue elogiada por el papel de “La Maracucha” en el drama estelar Trapos íntimos. Ambas interpretaciones fueron muy valoradas por el esfuerzo que hizo la actriz para transformar completamente su modo de hablar sin rayar en la caricatura o quedarse en el intento. “Yo he tenido la suerte, y le doy gracias a Dios, de que todos los personajes que me han tocado interpretar tienen un grado de dificultad y eso me gusta muchísimo. De eso se trata el reto, de siempre tener algo nuevo”.

Nacarid se formó en la escuela de Teatro Theja, grupo fundado por su hermana Maigualida Escalona y que ayudó en la formación de grandes actores y directores como Javier Vidal, Juan Carlos Gardié, Nacho Huett y su mismo hermano José Simón Escalona. Pero el amor de Nacarid por la actuación fue a segunda vista: “Era difícil escaparse de eso cuando nací metida en un teatro. Desde chiquita me gustaba ver las obras de teatro del grupo Theja. Eran obras muy fuertes y recuerdo que las veía escondida desde las cabinas de luces. Luego de hacer mis intentos en otras áreas, participé en el segundo taller de jóvenes actores del grupo. Recuerdo que dije ‘lo voy a hacer, no tengo nada que perder’. Y fue allí cuando me di cuenta que, efectivamente sí, eso me gustaba mucho más de lo que yo creía y desde ese entonces estoy en esto”.

Hoy la actriz cuenta con un trayectoria que se resume en dos grandes cifras: veintiocho años en teatro y catorce años en televisión. Tiempo que le ha enseñado que siempre habrán más bellas y más jóvenes, pero lo único que mantiene a alguien vigente dentro del medio es el talento. Está convencida además que la actuación posee un encanto que no se halla en ninguna otra profesión: “En ella puedes interpretar personajes desde que eres joven hasta que eres anciana. Al cantante se le agota la voz, al bailarín se le dificultan los movimientos a medida que avanza en edad, al artista la musa o imaginación le escasea con el tiempo, pero a quien actúa no. Tú creces junto a la actuación con el tiempo”. Y, definitivamente, el amor entre ambas ha crecido. Hoy Nacarid está a sus pies y no lo niega. L. A.

Twitter